Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Becarios precarios en la universidad

¿Qué te parecería haber acabado una ingeniería y estar trabajando de administrativo? ¿Qué te parecería si además cobrarás dos o tres veces menos que tus compañeros por realizar el mismo trabajo? ¿Y si aparte no tuvieras derecho a vacaciones o a paro? Una ganga, ¿o no?

Esta es la realidad de muchas universidades españolas donde se ofertan “becas de formación” en las que la formación solo se encuentra en el nombre. Cinco horas de trabajo diario que consiste en realizar el papeleo más pesado de la universidad como admisiones o gestión de las becas Erasmus por un sueldo cercano a los 500 euros.

conflicto, becas, universidad, formación

Aula vacía. Foto: Morguefile.

El timo de las becas de formación

Antes llamadas “becas de colaboración” ocupaban a unos 400 estudiantes en la Universidad Complutense de Madrid, pero tras varias denuncias ante los tribunales que fueron ganadas por los estudiantes, las universidades dieron un paso atrás. Después de realizar unos pequeños cambios como hacer que sus becados cotizaran en la seguridad social y aumentar mínimamente el sueldo, volvieron a ofertarlas con el nombre de ‘becas de formación’.

 

Las promesas incumplidas

Siempre que llegan elecciones nos encontramos con promesas. Esta vez en las universidades. El propio rector de la Complutense, José Carrillo, se comprometió en la campaña por la que salió electo a acabar con este tipo de becas “por encubrir puestos de trabajo”, sin embargo una vez llegado al cargo parece ser que olvidó esta medida, y al igual que él, los sindicatos mayoritarios que solo se acuerdan de los problemas de los trabajadores cuando llegan elecciones sindicales.

Ante la pasividad de las instituciones sindicales, algunos de los becarios afectados decidieron denunciar su situación. Por un lado usaron el camino judicial demandando a la universidad y por otro intentaron presionar mediante concentraciones, piquetes y asambleas por las que fueron despedidos algunos becarios. Finalmente la juez del Juzgado de lo Social numero 15 de Madrid consideró probado el hecho de que «las funciones que ha venido desempeñando el actor se corresponden con la categoría de Técnico Auxiliar que contempla el art. 9 del II Convenio Colectivo de Personal Laboral de las Universidades Públicas de la Comunidad de Madrid» y argumenta que «no es posible conceder valor a una actuación que intenta ocultar la realidad de un contrato de trabajo, debiendo prevalecer la verdadera naturaleza de la relación, destapando esa realidad, […] con la consiguiente consideración de relación laboral de carácter indefinido». Esta sentencia reconoce, por lo tanto, que la beca de colaboración utilizada por la UCM es una forma de contratación laboral encubierta «que no puede tener amparo judicial». (Sentencia 381/2011 de 29 de junio de 2011)

La crisis y los recortes

Las universidades han encontrado con esta medida una manera fácil de ahorrarse el sueldo justo que legalmente tendrían que pagar por realizar ese trabajo, y bajo el nombre de prácticas de formación han encontrado a quien encomendar esta labor. Sin embargo la formación no la encontramos por ningún sitio, o por lo menos no podemos explicar que ingenieros, periodistas o veterinarios estén trabajando de administrativos.

Esto se debe a que en los últimos años todo se está mercantilizando. Todo ha de ser rentable, incluso las universidades -que nunca se idearon con un fin lucrativo sino científico-. En este caso, la Universidad Complutense con una deuda de 90 millones de euros, ha de nivelar sus presupuestos. Y lo ha hecho recortando salarios y servicios como las grandes empresas desde que empezó la crisis.

Conflicto becas formacion universidad

Cristian, becario de formacion en la UAH, departamento de Erasmus. Foto: Andrés Santos.

Continua el conflicto. En la actualidad otro becario, esta vez de la Universidad de Alcalá, ha decidido reclamar sus derechos. La historia se repite pero con otros actores. ¿Se llegará a los tribunales de nuevo?

Si nuestra propia universidad nos trata asi, ¿que nos espera cuando salgamos al mundo laboral?

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. Me parece un buen trabajo. Es necesario que se denuncie esta situación, venga de donde venga. Suerte con el conflicto!!

  2. Acabo de leerlo y no podría sentirme más identificada. Yo tengo una beca de formación práctica en la UCM desde hace casi dos años y es una situación completamente denigrante e insostenible. Me alegro de que en estos casos se haya reconocido el trabajo realizado y esperemos que con más denuncias esto pueda erradicarse y convertirse en unas becas “de verdad” de formación.

Trackbacks/Pingbacks

  1. variacion XXI | Se busca becario a precio de saldo - […] compañeros Andrés Sánchez, Paloma Lapuente y  Javier Menéndez ya relataron en anterioridad la situación precaria a la que se…

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *