Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

El chino: la llave para entrar a un nuevo mundo

 

El chino, concretamente el mandarín, es gracias a su popularización, la lengua con más hablantes. Hace décadas, nadie se interesaba por el aprendizaje de este idioma, ya que China se encontraba a la cola del mundo. Sin embargo, en los últimos años, ha experimentado un crecimiento económico imparable, que unido a una gran propaganda cultural, ha conseguido que nos acerquemos a esta gran potencia que es hoy. China, es un nuevo mundo, y el mandarín, la llave para entrar en él.

 

Idioma, chino, España, China, escuelas, academias, estudiantes

Número de hablantes del mandarín WIKIPEDIA

 

 

¿Por qué estudiar chino?

Las razones por las que estudiar chino son muy diversas. Según apuntan los datos recogidos por la Organización Mundial de Comercio, España es uno de los países que más turistas recibe. Un sector muy importante se encuentra entre turistas chinos. Cada vez viajan más a nuestro país, siendo además los que más gasto realizan (hasta 76 veces mayor que los alemanes, por ejemplo). Además, debido a este incremento del turismo asiático, un 51% mayor que el año 2014, se necesita más personal en hoteles, casinos, comercios o en aeropuertos, que sepan hablar el mandarín. Alberto, un español de 25 años, trabaja actualmente en un hotel, dónde se dio cuenta de la gran cantidad de clientes chinos que tenía. “Se muestran muy sorprendidos cuando les hablo en chino. Es un idioma que tiene que saber todo el que se encuentra en un negocio tan internacional”, nos decía.

 

Idioma, chino, España, China, escuelas, academias, estudiantes, Instituto Confucio

Clase de chino en el Instituto Confucio de Madrid/ Linyan Ni

 

 

Además, debido al crecimiento de esta potencia, el idioma es una buena arma para atraer la inversión, que es cada vez mayor. Del mismo modo, muchas empresas españolas, buscan extender sus ramas a la tierra nipona. Según apunta la agencia Xinhua, cada año más extranjeros viven en China. Por ejemplo, en el año 2013, más de 1200 personas consiguieron el permiso de residencia en este país.

Otra de las vías es la investigación. Muchos estudiantes aprenden este idioma por esta razón. O simplemente por intereses propios, como puede ser el gusto por la cultura o la adopción de niños de origen chino. Inés es una estudiante de 20 años de origen chino, pero criada por una familia española en nuestro país. Ahora, ella estudia chino en el Instituto Confucio por deseo suyo y el de sus padres adoptivos, según pudimos conocer. Otros, en cambio, apuntan razones más particulares. Luis, un español que lleva un año estudiando chino, nos decía que cuando era niño, era un apasionado de las películas de Kungfu, y su estrella favorita era Bruce Li. Esto fue lo que le impulso a aprender este idioma y acercarse a este mundo.

 

Idioma, chino, España, China, escuelas, academias, estudiantes, Instituto Confucio

Clase de chino en el Instituto Confucio de Madrid/ Linyan Ni

 

 

Esfuerzo y dedicación

El chino es probablemente, uno de los idiomas más difíciles de aprender para los europeos, debido a la cantidad de caracteres que emplea para su escritura. Esta es una de las razones por la que muchas personas no se lanzan a aprenderlo. Muchos de los estudiantes, afirman que con dos años de estudio aproximado y una dedicación de cuatro horas semanales, consiguen un nivel HSK 2.

Pero, ¿Qué es el HSK?

Hànyǔ Shuǐpíng Kǎoshì , traducido como examen del nivel chino o examen del chino estándar, es la única prueba estandarizada de China de dominio del idioma  para los hablantes no nativos, como los estudiantes extranjeros y los chinos de ultramar. La prueba es administrada por Hanban, una organización no gubernamental afiliada al Ministerio de Educación de la República Popular de China. En 2010, Hanban declaró qué seis niveles del HSK, corresponden con los seis niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER). Esto ha sido rechazado por Alemania y la Asociación Francesa de Profesores de Chino, que sostienen que el nivel HSK 6 es equivalente al nivel B2 del MCER o C1.  El formato incluye cuatro secciones: comprensión oral, estructuras gramaticales, comprensión de lectura y expresión escrita.  Normalmente, con un año de estudio intensivo a diario, se puede llegar a un nivel HSK3 que dota de capacidad básica para escribir e intermedia para poder comunicarse.

Los exámenes para HSK 1 y HSK 2, son relativamente más fáciles. Cuando estudiamos chino, lo primero que se aprende son los “pinyin”, un sistema de transcripción fonética del mandarín. De este modo, en lugar de usarse los caracteres chinos que no dan información sobre la pronunciación, se usan letras del alfabeto latino para escribir las palabras fonéticamente. Este sistema, ayuda a quienes no conocen la escritura para pronunciar las palabras chinas, y también para introducir los caracteres chinos en los teclados. Es por esto, que la primera fase de estudio presenta, relativamente, menos dificultades. Lo más complicado al ascender en nivel de aprendizaje es la memorización de los caracteres. Es una labor de memorización mayor, mucha lectura y maña para dibujar los signos de este idioma.

Más que un hobby

Unas 5000 personas estudian chino en nuestro país según la Embajada China en España. Son tres los dialectos mayoritarios: mandarín, wu y cantonés. Sin embargo, el más extendido por todo el mundo es el mandarín. Muchas universidades han incorporado cursos para su aprendizaje. Por otro lado, el Gobierno chino, ha realizado en los últimos cinco años una gran inversión, y ha apostado por su enseñanza como una de las principales lenguas extranjeras. Actualmente, 81 países han abierto más de 300 Institutos Confucio (la equivalencia al Instituto Cervantes en España). En nuestro país hay sedes en Madrid, Granada, Valencia y Barcelona, que ofrecen además becas y organizan actividades culturales. A pesar de su gran éxito, es difícil conseguir profesores chinos suficientes debido a que deben ser licenciados con un buen nivel de español y dispuestos a enseñar.

 

Idioma, chino, España, China, escuelas, academias, estudiantes, Instituto Confucio

Fachada del Instituto Confucio en Madrid/ Linyan Ni

 

El Instituto Confucio en Madrid está situado al lado del metro de Serrano, en el centro de la ciudad. Está considerado como la organización más prestigiosa para el aprendizaje oficial del mandarín. Cada día acuden cientos de estudiantes de edades y profesiones diferentes, interesados en impulsar su carrera. La profesora Shang nos confirmó un gran incremento de alumnos en los últimos cinco años. Madrid también cuenta con institutos privados y escuelas para la enseñanza del chino. Yan Ping lleva dos años como profesora en una escuela privada. “Los niños que vienen aquí suelen tener unos diez años, y acuden a la escuela una vez por semana”, nos dijo la profesora.

Idioma, chino, España, China, escuelas, academias, estudiantes

Fachada Instituto Beatriz Galindo/ Linyan Ni

También existen, por otro lado, sitios exclusivos para niños chinos nacidos en nuestro país, cuyos padres tienen negocios en Madrid en sectores como la alimentación, bazares o restaurantes de comida asiática. Otros colegios por ejemplo, tienen colaboraciones con estas escuelas para que los profesores acudan una o dos veces por semana a dar clases de chino a los niños.

 

Madrid presenta muy buenas condiciones para los curiosos que se acercan a esta lengua. Institutos y escuelas privadas, sitios oficiales y un gran programa de intercambio en las universidades. La capital es uno de los destinos favoritos para los estudiantes universitarios chinos. Solo en la Universidad Complutense de Madrid hay más de 1800 estudiantes chinos repartidos por las diferentes facultades. El 90% no lleva más de cinco años en la ciudad. Antes de entrar en la Universidad, estos estudiantes chinos no llevan apenas más de ocho meses aprendiendo español. La mayoría de ellos entran hablando un español de nivel bajo. Este choque cultural podía ser aprovechado por nosotros, para aprender chino de una forma más económica, aunque de forma extraoficial y poco correcta.

Como decíamos en un principio, China se está convirtiendo poco a poco en una de las principales potencias mundiales, y el chino es una herramienta clave para el nuevo siglo. El aprendizaje es difícil, pero es como el crecimiento de un árbol. Con paciencia y voluntad, el fruto será más dulce. “Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí”. Ya lo decía Confucio, aprender es practicar. Que no te lo cuenten.

 

ENLACES DE CENTROS CULTURALES CHINOS EN MADRID

http://www.ccchinamadrid.org/ch/conocenos/   (centro cultural)

http://confuciomadrid.es/     (Instituto Confucio Madrid)

Be Sociable, Share!

10 Comments

  1. Me ha parecido muy interesante el reportaje y el enfoque.

  2. Gracias por el reportaje. Sabía que era una lengua muy hablada, pero no tanto!!

  3. Mañana me apunto a clases!

  4. Dan ganas de aprender chino tras leer un artículo como este.

  5. Muy interesante! Hay datos que no conocía.

  6. No sabía que tantos españoles tienen interesas al chino , de verdad es una nueva oportunidad ,muy interesante y curioso este reportaje .

  7. Muy bien!

  8. Es un trabajo excelente y se relaciona con nuestro país pues me encanta.

  9. Sólo 5mil personas lo estudian? Me parecen pocas para lo interesante que es el idioma! Un artículo muy interesante el que habéis escrito. Salu2

  10. Enhorabuena, ¡muy buen reportaje!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *