Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Y tú, ¿ juegas con Morientes?

 

Con la llegada del fin de temporada, el foco mediático centra su atención en el desenlace de las grandes ligas europeas y, cómo no, en la final de la Champions League. Los hinchas lucen con orgullo las elásticas de sus equipos y planean con emoción la ansiada cita. Pero dicho orgullo no solo está al alcance de los grandes clubes. Es el caso del D.A.V. Santa Ana que, además de haber cumplido el sueño del ascenso a Primera Preferente, tiene la suerte de tener entre sus filas al ex jugador del Real Madrid, Fernando Morientes.

El D.A.V. Santa Ana es un modesto club madrileño, situado en el barrio de Fuencarral, fundado en 1974. Actualmente, encabeza la tabla del Grupo 1 de Primera Regional a un solo punto de quedar campeón, aunque en otros tiempos llegó a jugar en Segunda División B. Funciona como una escuela deportiva, pues posee jugadores desde pre-benjamines hasta llegar a la categoría de sénior. Incluso algunos han llegado a vivir del fútbol profesional, como Juan Quero que ha logrado vestir la camiseta del Rayo Vallecano, C.D. Numancia, Córdoba C.F. y Hércules C.F., entre otros muchos más.

Una de las claves de su éxito son las excelentes instalaciones que alberga en su interior: un campo de césped cuidado al detalle y varias pistas del Fútbol 7. En estas últimas es donde forman a los chavales para que el día de mañana puedan conseguir el sueño de su vida, ser futbolistas. “Somos un club de cantera. Hoy comienzan a jugar con nosotros cuatro juveniles y la idea es seguir formándolos para que lleguen al primer equipo”, afirma su director deportivo, Jorge Antelo. Asimismo, también aportan jugadores a los grandes equipos de la capital: “Dos pre-benjamines han hecho las pruebas con el Real Madrid y seguramente que se vayan -asiente complacido Antelo-, pero también tenemos la fortuna de contar en nuestras categorías inferiores con los hijos de Marcelo, Chendo y Morientes”.

El 9 del Santa Ana

Precisamente, gracias al conocimiento que Fernando Morientes tiene del buen trabajo que se lleva a cabo en el club y a la amistad que le une con el director deportivo surge la idea de jugar. “En octubre de 2014 me plantea la idea de venir a entrenar con nosotros porque vive muy cerca del campo. A raíz de eso, bromeábamos con que le haríamos una ficha si cogía la forma. Y lo que empezó como una guasa se ha convertido en realidad”, expone Jorge Antelo.

Morientes disputa un encuentro con el D.A.V. Santa Ana

Fernando Morientes con el balón en los pies ante la presión de un rival / Julio Garvía

El “Moro” lo ha sido todo en el planeta fútbol. Ídolo del madridismo y magnífico rematador de cabeza. Ha jugado en equipos de la talla del Real Madrid, Liverpool, Mónaco, Valencia, Olympique de Marsella y Real Zaragoza. Entre sus vitrinas tiene tres Copas de Europa, varios títulos de Liga en España y gran cantidad de trofeos individuales. Antelo reconoce que es difícil de olvidar todo lo que ha vivido en su carrera y puede ser el motivo por el que haya decidido volver: “Fernando es un crack y el fútbol es su pasión, por lo que tenía el gusanillo por volver a jugar”.

Admirado por todos

El día que el D.A.V. Santa Ana juega en casa todo el barrio pregunta si juega Morientes o no, ya que debido a sus compromisos personales no puede asistir a todos los partidos. “Recuerdo su primer día. El campo estaba repleto con cerca de 300 personas y vinieron los principales medios de comunicación del país. Pero cuando se sabe que no va a jugar volvemos a la realidad porque se acercan al estadio cerca de 80 aficionados”, reconoce Gele.

En su primer año como entrenador se encuentra Ángel Casares Benito, alias Gele. Antes fue jugador del Santa Ana durante 16 años, por lo que se le considera todo un emblema dentro del club: “Entrenar a un jugador como Fernando es fantástico. Es un superclase a nivel mundial que ha estado en los mejores equipos del mundo. Para mí, siendo un entrenador un poco novel, es una ilusión muy grande”. Y es que el míster habla maravillas de él: “Estamos encantados con él porque desde que llegó es uno más de la plantilla. Obedece todos los ejercicios y los ejecuta al ritmo de los demás. Ha sido muy positivo tanto para los chavales, a los que anima mucho, como para mí. Contemplar la calidad que tiene ha provocado que los chicos crezcan en todos los aspectos”.

Otro de los pesos pesados del grupo, el capitán Miguel Ángel Blanco Raso, se considera un admirador del Moro desde que era pequeño. Rati, como le conocen en el equipo, aún no se cree que pueda estar jugando con un futbolista de su nivel: “Cuando nos dijeron que había firmado pensábamos que era coña. No nos lo creíamos hasta que nos empezó a preguntar la gente si era verdad que Morientes iba a jugar en el Santa Ana”.

Morientes disputa un encuentro con el D.A.V. Santa Ana

Fernando Morientes controla un balón rodeado de rivales / Julio Garvía

Tanto jugador como entrenador destacan la actitud de los rivales cuando se dan cuenta de que el nueve es Fernando Morientes: “Reaccionan atónitos. Por ejemplo, en el último encuentro en casa parecía que estaban más pendientes en fotografiarse con él que en jugar el partido. Los que somos de Madrid y nos dedicamos al fútbol estamos asombrados y encantados de que haya bajado al ruedo”. No obstante, Rati admite que le hacen alguna falta de más: “Hay muchos que se quieren ir a su casa diciendo que le han dado un palo a Morientes”.

Final feliz

Pero el sueño del D.A.V. Santa Ana no quedaba completo sin el ansiado ascenso a Preferente y eso pasaba por ganar como visitante a uno de los rivales más difíciles de la categoría, el A.D. Unión Adarve B. Tras perder con el A.D. Colmenar Viejo, el Torrelodones C.F., y, en la ida, con el propio Adarve el runrún de ampliar una jornada más el objetivo merodeaba entre los aficionados.

Morientes no jugaba, pues su acuerdo con el club es hacerlo solo en los partidos de casa, pero sí lo haría Álvaro Portero Díez. El número diez se echó el equipo a la espalda y con su inmensa calidad comandó al Santa Ana hacia la victoria. Al pitido final el marcador quedaba 1-4. Era una final tan efervescente como el sifón que bañaba a jugadores y grupo técnico en el festejo. Aún así, Gele avisaba: “Nos queda un partido más para ser campeones”.

 

Casos similares

Fernando Morientes no es el único futbolista de élite que, tras haber jugado en los mejores equipos del mundo, ha terminado por calzarse las botas para un club de menor entidad. Tanto en el fútbol español como en el internacional existen diferentes casos como este, tales como el de Walter Pandiani, Mario Rosas o Esteban Suárez.

El jugador uruguayo, conocido como el “Rifle”, es uno de los jugadores más peculiares que han pasado por el fútbol español en los últimos quince años. Deportivo de la Coruña, Mallorca, Espanyol, Osasuna y Villarreal son los equipos españoles de primer nivel por los que ha pasado. Sin embargo, durante la temporada 2012/2013 anduvo jugando en el Atlético Baleares en la 2ª División B de nuestro país, donde coincidió con su hijo Nicolás.

Si uno preguntase en el vestuario del F.C. Barcelona quién era el bueno de la gran generación de La Masía de la cual salieron Xavi o Iniesta, nadie va a dudar en decir que este era Mario Rosas. Tras debutar con el primer equipo de la mano de Louis Van Gaal y no cuajar al nivel esperado, el mediocentro probó suerte en otros históricos como el Alavés, Salamanca, Cádiz, Castellón o Hércules. Un futbolista que lo tuvo todo para copar las portadas y se quedó en la cuneta en el camino de la gloria. A día de hoy, ayuda al Eldense a conseguir su objetivo de permanencia en la 2ª División B española.

En este sentido, Esteban es un ejemplo de valores y de amor a un club. A pesar de sufrir unas desavenencias con la directiva del Real Oviedo, el longevo meta español ha vuelto al club ovetense para disfrutar de su última etapa como futbolista. Tras haber defendido el arco de clubes de élite como Atlético de Madrid, Sevilla, Celta de Vigo o Almería, el arquero se enfunda de nuevo la elástica del Real Oviedo tras doce años fuera y guarda los palos de la portería del Carlos Tartiere.

Se trata de historias que humanizan el mundo del fútbol, tan mediatizado y tan aparentemente lejano a la vida de cualquier persona. Historias que muestran amor a un deporte, a unos valores e incluso a unos colores: historias que hacen ver cómo el deporte en general y, el fútbol en particular, es algo más que ceros en la cuenta y actitudes excéntricas. Parece que Jorge Valdano tenía razón cuando dijo que “el fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes”.

Be Sociable, Share!

13 Comments

  1. Es un placer de verdad leer reportajes de fútbol alejados del mundo mediático, contaminado por el mercado inflado y ya es normal pagar por un jugador que destaca una temporada sobrepasando la cifra pagada por Zidane en su día.
    Y que Morientes, como bien decís, una estrella con 3 Champions en su haber esté jugando en Regional le humaniza y le engrandece más que como futbolista, sino como persona. Grande Moro.

    • En el club están muy contentos con él porque ayuda mucho a los jugadores, además de la calidad que aporta al equipo

  2. Muy bien muchachos!!!!, os vais superando, adelante que valéis mucho.

  3. Una historia muy curiosa. Me apena un poco que el equipo varíe tanto en su seguimiento según si juega Morientes o no, pero… así es la vida

    • Morientes actualmente trabaja como comentarista de fútbol y tiene negocios personales, por lo que muchas veces le es imposible asistir a los partidos. Es el motivo de que acordasen jugar los partidos de casa.

  4. Lo estais haciendo muy bien chicos ,ojalá hubiera muchos más deportistas como vosotros
    ánimo!

  5. Es gratificante ver que un grande del fútbol, comparte su gran experiencia, con futbolistas que nunca van a estar en la elite. Grande Mordientes.

    • Además Morientes es entrenador y les aconseja para mejorar

  6. Un reportaje muy curioso. Trata un tema que pica la curiosidad de todo aficionado al fútbol. Y es que todos hemos tenido esas conversaciones con los amigos en las que nos preguntábamos: ¿os imáginais a este jugando en regional? Pues así ya lo sabemos.
    Además se puede apreciar el gran trabajo que hay detrás, ya que no ha sido tan solo sentarse a escribir. Enhorabuena.

  7. Enhorabuena al DAV Danta Ana por el ascenso!!! Espero que Morientes siga ahí el próximo año y pueda acercarme a verlo jugar

  8. Enhorabuena al DAV Danta Ana por el ascenso!!! Espero que Morientes siga ahí el próximo año y pueda acercarme a verlo jugar

    • Ejemplo de pequeños clubes con grandes jugadores. Deja mucho que desear a los poderosos que no dan tantas satisfacciones

  9. ¡Gran trabajo! Desde el inicio de su carrera, Fernando Morientes ha sido un fenómeno dentro y fuera del estadio. Su gesto lo demuestra.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *