Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

El futuro del periodismo a juicio

Periodismo Precariedad Crisis Redacción Medios de Comunicación

Redacción de un medio de comunicación vacía / PERIODIGITALISMO

Corren malos tiempos para el periodismo; este se encuentra sumido en una profunda crisis que parece no tener fin. La precariedad laboral se ha convertido en el principal enemigo del recién graduado; hoy en día, los medios de comunicación están supeditados a los accionistas y a los intereses publicitarios. Sin embargo, la era digital ha supuesto una oportunidad de renovación que ha irrumpido con fuerza en las redacciones, lo que ha conllevado que los periodistas se vean obligados a evolucionar constantemente y a adaptarse a las nuevas tecnologías.

El deber de las nuevas generaciones de profesionales implica erradicar el «periodismo selfie», esa práctica basada en el protagonismo del periodista por encima de la noticia, tan presente en la sociedad «post-millenial»; pelear por dignificar la profesión, recuperar la credibilidad y situarla en el lugar que le corresponde. Variación XXI ha ahondado en la situación actual del periodismo que refleja los grandes contrastes existentes hoy en día. El panorama se presenta poco alentador.

La cara y la cruz del nuevo periodismo

Íñigo Piñeiro tiene 23 años. En 2015 obtuvo el Grado de Periodismo por la Universidad UPV/EHU , y tras dar varios bandazos en diversas redacciones, actualmente se encuentra en paro. Por desgracia, su caso nos resulta más familiar de lo que debería. Resulta muy común, observar cómo gran cantidad de universitarios pasan de las aulas a las redacciones en unas pésimas condiciones, o directamente, a las interminables colas del INEM.

Foto Íñigo Piñeiro

Instantánea de Íñigo Piñeiro durante la entrevista / Variación XXI

«Los periodistas deben tener la capacidad» de reinventarse afirma Íñigo. Este joven periodista considera que algunas de las características esenciales que han de reunir los recién graduados, se basan en estar informados de manera permanente y establecer redes de contactos en el competitivo mundo profesional. Variación XXI ha querido conocer en primera persona el caso de un periodista desempleado. Se trata de una dolorosa situación por la que atraviesan miles de jóvenes con la ilusión de triunfar y observan con desencanto como un sistema viciado lastra sus ambiciones.

La otra cara de la moneda es la de Eva Van der Graaf, una joven y apasionada periodista especializada en moda, claro ejemplo del éxito en el sector. Eva, de ascendencia holandesa, estudió la carrera de periodismo en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Posteriormente hizo las maletas y se fue a los Países Bajos en busca de nuevos retos. Allí comenzó su andadura en la revista Fashionchick y posteriormente dio el salto a Harper’s Bazaar Holanda donde es colaboradora habitual.

Foto de Eva Van der Graaf / Variación XXI

«La clave reside en no querer dejar de superarse». Eva, como muchos otros jóvenes periodistas decidió abandonar su zona de confort y emprender una aventura en el extranjero. «La suerte no existe, hay que buscarla. Nadie va a venir a llamar a tu puerta» afirma la colaboradora, destacando la importancia de arriesgarse y poseer capacidad de determinación para conseguir los objetivos propuestos. Ella es la viva muestra de que con esfuerzo, es posible llegar alto en esta profesión.

El decálogo del buen periodista

Pepa Bueno y Carles Francino, buques insignia de la Cadena SER, representan la cúspide del periodismo en nuestro país. Con trayectorias bastante similares, ambos empezaron muy jóvenes y contaron con la inestimable ayuda de un padrino que les posibilitó su encumbramiento profesional. Tanto el uno como el otro, coinciden en señalar los fallos estructurales del modelo actual: precariedad, ruido informativo o el egocentrismo son algunos de los males endémicos que azotan al periodismo del siglo XXI.

La directora de «Hoy por hoy» destaca para Variación XXI algunas de las claves que debe poseer un periodista que desee alcanzar las cotas más altas. «Las condiciones de antes no son las que se encuentra un recién llegado al periodismo hoy en día», afirma con tono apesadumbrado la que hoy, tras una dilatada trayectoria profesional, está al frente de uno de los programas «estrella» de la radio española. Pepa Bueno considera que los veteranos deben ser generosos con los periodistas nobeles y transmitir en la medida de lo posible sus conocimientos.

Por su parte, el presentador de «La Ventana» indica lo afortunado que se siente al llevar tantos años en la élite del periodismo, pero señala la importancia de no hacer planes a largo plazo. «Si un periodista confunde la profesión con el «famoseo» el dinero o el poder, que se dedique a otra cosa. Carles Francino rompe una lanza a favor de los becarios: «El periodismo es imprescindible, y desde luego, no podemos ser profesionales e independientes con 500 euros, esto es una m****» afirma el periodista de la SER.

Está en nuestra mano revertir la situación. El periodismo está mutando y debemos ser conscientes de lo que ello conlleva. La única forma de enderezar el rumbo de esta nuestra profesión, consiste en aunar esfuerzos y denunciar las prácticas abusivas de un modelo que hemos heredado, y que nos han impuesto desde los poderes fácticos. Este factor, dificulta a las nuevas camadas de periodistas la posibilidad de evolucionar e insertarse dentro de la profesión. La era digital ha llegado para quedarse, y sería un craso error vivir anclado en el pasado. El periodismo es el mejor oficio del mundo, hagamos honor a las palabras del gran Gabo.

 

 

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *