Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Adoctrinamiento y cultura: las dos caras de la asignatura de religión

Nos encontramos a menos de un mes de las elecciones y la religión en España, siempre ha sido un tema de debate entre los principales partidos políticos. El PSOE propone esta vez expulsar definitivamente la asignatura de religión del horario lectivo de los colegios públicos, concertados y privados. El objetivo del actual líder socialista, Pedro Sánchez, es «promover una escuela pública laica» donde no quepan las enseñanzas confesionales. Si el PSOE lleva a la práctica su promesa, la religión dejará de darse en las aulas españolas.

¿cómo está planteada la asignatura de religión actualmente?, ¿qué opinan los ciudadanos? ¿Supondría esta medida un antes y un después para España?

Partiendo de la propuesta del secretario general del PSOE, ha asegurado que medidas como suprimir la religión del currículum escolar o revisar el Concordato con la Santa Sede «no van en contra» de la Iglesia, sino de avanzar para que España sea un Estado laico. Sin embargo, según un informe del CIS,

más del 70% de los españoles se declaran católicos, aunque el nivel de practicantes se reduce al 24%.

Esta propuesta va mucho más allá. Es decir, ni tan solo los colegios privados católicos podrán dar religión en las aulas y en horario escolar. Sólo podrán hacerlo en forma de actividad extraescolar, como explicaron fuentes socialistas. Los socialistas se sustentan en una base para dar explicación a esta medida, y es que en ningún país de nuestro entorno considera la Religión como una asignatura, a excepción de Irlanda e Italia. Para poder llevar a cabo la suspensión definitiva de la Religión en todas las aulas de los colegios de España, el PSOE quiere reformar la Constitución para que se haga efectiva esta medida.

El programa electoral del PSOE sobre la laicidad

El pasado 15 de noviembre se aprobó el programa electoral con el que el PSOE afrontará las próximas elecciones del 20D. Los cuatro objetivos que persiguen los socialistas en relación a este tema son:

1. La asimetría de la normativa jurídica del derecho de libertad religiosa.
Esta situación de desigualdad de los diferentes tipos de religiones, debe afrontarse con un diálogo abierto entre el Estado, de acuerdo con los principios de igualdad y neutralidad exigidas por la laicidad del Estado.

2. La pervivencia de confesionalidad en actos, símbolos y espacios públicos.
Con relación al artículo 16 de la Constitución, el Estado debe actuar de acuerdo con el principio de neutralidad. De esta forma se evitará cualquier tipo de confusión entre funciones públicas y religiosas en todo lo referente a actos institucionales, símbolos y espacios públicos.

3. La autofinanciación de las confesiones religiosas.
El PSOE opta por la contribución activa y voluntaria de las personas afines a sus iglesias como medio como medio adecuado para logar una plena autonomía de las mismas.

4. La enseñanza de la religión en los centros públicos.
Defienden una escuela pública laica y gratuita como garantía de los valores públicos y respeto de las creencias privadas. Además, promoverán la incorporación de la enseñanza cultural sobre el hecho religioso en términos de integración y convivencia, como parte de nuestro patrimonio cultural y para evitar los riesgos de los fundamentalismos.

Las principales propuestas para llevar a cabo estos objetivos son los siguientes:

– Añadir el sometimiento de los representantes de los poderes políticos al principio de la neutralidad religiosa.
– Aprobar una Ley Orgánica de Libertad Religiosa y de Conciencia que establecerá un estatuto común para todas las confesiones religiosas. Esta norma eliminará los crucifijos de las tomas de posesión y establecerá un protocolo para hacer actos de Estado de carácter civil y no católicos.
– Conservar los símbolos religiosos institucionales en edificios de carácter público cuando se encuentren en espacios destinados al culto.
– Denunciar los Acuerdos de España con la Santa Sede.
– Avanzar en la autofinanciación de las confesiones religiosas.
– Establecer la fiscalidad general para aquellos bienes de las confesiones religiosas que no estén afectos a uso culto o social.
– Reclamar la titularidad del dominio sobre los bienes que desde 1998 han sido inmatriculados a favor de la Iglesia Católica.
– Proceder a la transformación de los lugares de culto en los centros públicos en lugares de oración multiconfesionales.
– Promover Cementerios Públicos No confesionales.

Lo que la Constitución Española de 1978 dice sobre la formación religiosa en la educación:

constitución 1978

Artículo 27.2 y 27.3 de la Constitución Española

En cuanto a Educación…

En cada legislatura se ha ido aprobando una ley de educación diferente según el partido que haya estado gobernando. Así, el Partido Popular y el Partido Socialista han aprobado, reformado y derogado distintas leyes desde el final de la dictadura franquista. Desde los acuerdos con la Santa Sede de 1979, pasando por la LOGSE de 1990, la LOCE de 2002 y la LOE de 2006, hasta llegar a la todavía vigente y muy polémica LOMCE del año 2013, también conocida como Ley Wert.
Según la ley de educación en vigor se han ido haciendo pequeños cambios en cuanto a la asignatura de religión; se ha pasado de obligatoria a optativa; ha contado y ha dejado de contar para la media de bachillerato o para acceder a becas; incluso, ha habido una gran variación respecto a las asignaturas alternativas a esta materia.
Entre tanto cambio y tanta reforma surgen las dudas; ¿qué establece la LOMCE en cuanto a la asignatura de religión? El plan de estudios de los alumnos de educación primaria y secundaria establece Religión o su asignatura optativa (“Valores sociales y cívicos” en Primaria y “Valores Éticos” en Secundaria) como una asignatura específica y obligatoria. Una de estas dos materias ha de ser cursada por todos los alumnos, a lo largo de todos los cursos. Además, se da a elegir a los alumnos entre 1 y 4 asignaturas específicas de opción, donde se vuelven a encontrar las dos alternativas anteriormente citadas de cada período, por lo que pueden decidir cursar ambas. En Bachillerato ya no se establece ninguna alternativa a “Religión”. Los alumnos eligen 2 o 3 asignaturas entre una larga lista de ellas. Es el primer período en la educación en el que ya no es obligatorio elegir entre “Religión” y una optativa.
Con la LOMCE se volvió a dar plena validez académica a la asignatura de religión, por lo tanto se tiene en cuenta en el expediente académico y se contabiliza para pedir una beca, por ejemplo. Por otro lado, desaparece definitivamente la materia “Educación para la ciudadanía” introducida por el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, y que fue muy contestada por la jerarquía eclesiástica católica y por el propio PP, a pesar de que el Consejo de Estado había pedido en su dictamen que hubiera una asignatura obligatoria de ciudadanía para todos los alumnos.

Religion_Colegio

Aula actual de un colegio concertado de Madrid

Muchos son los padres que se preguntan quién es el profesor de religión de su hijo o hija; ¿Qué requisitos necesitan? Según la Comisión Episcopal de Enseñanza (CEE), hay en España alrededor de 14.000 profesores de Religión católica capacitados para impartir esta enseñanza en centros públicos. De ellos, la mayoría son seglares. Para ser profesor de esta asignatura, se necesita la Licenciatura o el Grado de Magisterio para Infantil y Primaria; y una Licenciatura o Grado universitario civil para Secundaria o Bachillerato. Además, se les exige un segundo Grado o
Licenciatura: en Estudios Eclesiásticos o en Ciencias Religiosas, para Infantil o Primaria; o en Teología o en Ciencias Religiosas para Secundaria y Bachillerato. A parte de esto, también se les exigen una serie de requisitos religiosos. La Iglesia exige la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA) y haber obtenido del obispo de la diócesis en la que va a impartir clases la Declaración Eclesiástica de Idoneidad (DEI). Además, en Infantil y Primaria, la Iglesia exige haber tenido 300 horas lectivas de experiencia previa. Estos profesores no tienen que aprobar una oposición, sino pasar el visto bueno de la Iglesia, por ello su régimen laboral es análogo al de cualquier profesor interino de su etapa docente.
Silvia Álvarez, profesora de Religión en el Colegio Público de Collado Villalba, centra el debate en si debería orientarse la asignatura desde un punto de vista más cultural e histórico o más doctrinal. En declaraciones a Variación XXI, la maestra explica que «con cultura de las religiones, no nos referimos a solo la católica, sino la de otras religiones; su historia, sus pensamientos, sus valores». «Es interesante conocer otras religiones para aprender a respetarlas», apunta, y concluye denunciando que «la parte doctrinal y catequética se debe dar fuera de las aulas».

«Tres de cada cuatro familias eligen la asignatura de Religión incluso en la enseñanza pública»

Aunque la opinión sobre impartir religión como asignatura en las aulas es unánime, dentro de la propia Iglesia, se disputan varias opiniones sobre el modo de hacerlo. Existen pequeñas organizaciones y foros en los que se plantean debates sobre modificar o no la forma en el que se imparte esta asignatura. En el caso de Foro Curas de Madrid, Jesús López, miembro de la Comisión Permanente del foro y portavoz de éste, comenta: «Creo que la mayoría de nosotros estaría de acuerdo en afirmar que la actual situación no es la que nos parece adecuada. Somos muchos los que pensamos que la enseñanza confesional de la religión debería llevarse a cabo en el seno de la familia, de la forma que los padres consideren adecuada, y en los lugares en los que cada religión tiene para reunirse a celebrar su fe […] Muchos consideramos también que el estudio de ese fenómeno tan antiguo, diverso y complejo debiera formar parte del conjunto de disciplinas que constituyen los planes de estudios de la educación obligatoria en España». También se debate sobre el tipo de formación que reciben los profesores encargados de esta tarea para con los alumnos, y que si su especialización es la adecuada: «[…]Lo que sí parece claro es que los profesores llamados a dar esa asignatura en los centros públicos deberían acceder a ese puesto de trabajo mediante la correspondiente oposición y sujetos a las condiciones laborales que establece la legislación laboral española, no las que quieran imponer las autoridades de las diferentes religiones existentes en nuestro país».

aula_colegio

Crucifijo en el aula de un colegio

Por otro lado, Antonio Cañizares, cardenal español de la Iglesia católica, en su artículo ‘Enseñanza religiosa en la escuela’ (Diario La Razón), defiende la enseñanza católica como un derecho constitucional y apela a la decisión de los padres de los estudiantes, si apelar o no a este derecho: «Para los católicos, es un deber muy serio y una necesidad grande la formación religiosa y moral en los centros escolares, en los que se forma el hombre y la sociedad de mañana. No se trata de una cuestión ideológica, sino de derechos […] Defender, proteger y reclamar que se cumpla este derecho en todas sus exigencias, es defender, en su raíz misma, el ejercicio de las libertades fundamentales». Sin embargo, el cambio en la manera de impartir la asignatura es una cuestión recurrente: «No faltan quienes opinan que ya estaba bien como estaba la enseñanza religiosa; pero hay que reconocer que como estaba –no fue posible otra cosa– no respetaba entera y suficientemente lo que el ejercicio del derecho a la enseñanza religiosa pide, de suyo. La legislación vigente es francamente mejorable, sin lesionar nada ni nadie; el actual estatuto origina tales dificultades que repercuten en deterioro de la clase de religión».

El marco actual de relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado está regido por los Acuerdos firmados con el Vaticano en 1979 que regulan distintos aspectos: jurídicos, económicos, educativos, castrenses, etc. Durante los últimos 35 años se han ido adaptando a las nuevas condiciones pero siguen vigentes en su literalidad.
El debate de que si la religión debe ser una asignatura que se imparta en los colegios o no, se deja en manos de los padres quienes son los que ejercen el derecho de elegir, en ‘undacionluistilve.blogspot.com’ José Luis Mendez Romeu comenta que: «Inicialmente excluir la Religión del programa escolar no presenta problemas, siendo una decisión independiente de los contenidos culturales o históricos que deban estudiarse en otras asignaturas. En el momento actual tres de cada cuatro familias eligen la asignatura de Religión incluso en los centros públicos». Por su parte, la Conferencia episcopal española (CEE), presenta los datos sobre la opción por la enseñanza religiosa católica, elaborados con las informaciones que proporciona a la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (CEEC), recabadas, de cada uno de los Colegios e Institutos de toda España. Según estos datos, de un total de 5.544.013 de alumnos escolarizados, 3.521.370 alumnos reciben enseñanza religiosa católica, lo que supone el 63,5%. La CEE sostiene su oposición a las medidas de la LOMCE en cuanto a la opción de religión como asignatura en Bachillerato: «Los Obispos de la CEEC lamentamos que la regulación de la enseñanza de la Religión y Moral Católica que la LOMCE ha impuesto para el Bachillerato no garantice la oferta obligatoria de la asignatura por parte de los centros ni, consecuentemente, que los padres y, en su caso, los alumnos puedan optar por ella».

 

Son muchas las reflexiones que pueden argumentar la necesidad o no de la asignatura de religión en el ámbito escolar. Los argumentos más destacados de ambas posiciones son: la aconfesionalidad del Estado y de la escuela por parte de los defensores de una enseñanza no confesional, y el derecho constitucional a la libertad de culto y de religión. Creemos que ambas posiciones pueden ser razonablemente definidos y pensamos también, que en este debate pesan mucho los precedentes históricos y las conjunturas políticas. Más allá de esto, cada vez se puede hablar con mayor serenidad sobre el tema y encontrar puntos de intersección desde planteamientos diversos.

Por ello, te preguntamos a ti querido/a lector/a, ¿qué opinas sobre la religión en la escuela?

¡Deja tu comentario!

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *