Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

La dictadura de las tallas

Modelos con apariencia enfermiza, piernas demasiado delgadas, tallas que no concuerdan con el cuerpo de la mujer y que no se encuentran disponibles en las tiendas… Se trata de un tema que hoy en día está afectando a un gran número de personas, tanto hombres como mujeres, pero de manera más especial a las adolescentes. Pocas mujeres pueden presumir de encontrar siempre su talla o de sentirse a gusto con su cuerpo.

Desgraciadamente, es una situación que ha desencadenado, en un gran porcentaje de casos, problemas alimenticios y de autoestima. Es alarmante el hecho de saber que, según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, casi la mitad de las adolescentes de 15 años creen estar en una situación de sobrepeso (43%) a pesar de que solo el 20% de ellas cumpla dichos criterios.

Delgadez extrema

Maniquí de una de las tiendas de Inditex en Madrid / Andrea Cimadevilla

Asimismo, un estudio realizado por el Ministerio de Sanidad y Consumo en 2008, serían las niñas entre 12 y 13 años las que más a gusto se sienten con ellas mismas, en concreto el 73%, mientras que solo el 59% de las chicas entre 16 y 19 les gusta su cuerpo. Teniendo en cuenta el IMC, las mujeres más satisfechas con su cuerpo serían aquellas que se encuentran en una situación de delgadez severa o incluso moderada, mientras que solamente siete de cada diez mujeres se sienten a gusto con su cuerpo en una situación de peso normal.

Según el propio estudio, las tallas actuales de ropa no se adecuan al perfil de las mujeres españolas y el 41% de las participantes confiesa haber tenido problemas a lo largo de su vida para encontrar talla de ropa.

Asimismo, según la 11ª Edición del Panel Herbalife sobre Hábitos de Vida Saludables de los Españoles, el 81,712% de las mujeres cambiaría parte o todo su cuerpo, frente al 36,25% de los hombres.

Esto se debe, en gran medida, al ideal de belleza que implantan muchas empresas textiles a la hora de fabricar sus prendas. Y es precisamente contra eso por lo que lucha Anna Riera, una joven catalana que con tan solo 18 años ha conseguido revolucionar las redes sociales y conseguir parte de sus propósitos.

Anna Riera

Anna Riera, autora de la petición en Change.org / Redes sociales Anna Riera

Cansada de escuchar las quejas y con la intención de crear una «sociedad mucho más segura de sí misma», lanzó una campaña a través de la plataforma de Change.org a favor de que la tienda Lefties, perteneciente al grupo Inditex, emporio de Amancio Ortega, retirase de uno de sus escaparates de Terrassa.

En un primer momento, el objetivo de Anna Riera, según nos ha podido contar a Variación XXI, no era otro que intentar concienciar a la gente de su alrededor, pensando en todas aquellas personas que se habían visto afectadas por este tipo de situaciones, por la gente que se había podido infravalorar por los estereotipos que hoy en día se implantan con tanta fuerza.

En cuanto a qué tipo de maniquíes deberían fabricarse, la joven nos cuenta que sería «interesante que hubiera maniquíes para cada tipo de cuerpo y eso significaría una disminución en la discriminación hacia ya sean cuerpos delgados o grandes. Sin embargo, lo más fácil sería crear un modelo de maniquí estándar, que se crease a partir de la talla más usada entre las mujeres, es decir una 38».

¿Es justa la dictadura de las tallas?

A pesar de que Anna recibiera una respuesta por parte del gigante textil, ya que consiguió que se retiraran los famélicos maniquíes, al menos en la tienda de Terrassa (Cataluña), aún queda mucho por hacer.

Sin embargo, la joven cuenta que su lucha va mucho más allá de un enfrentamiento con el imperio de Amancio Ortega, sino que se trata de que la sociedad se dé cuenta de que «el físico es una propiedad más de uno mismo, mientras que lo realmente importante está en el interior». Por ello, su lucha no cesó y tras el éxito de la primera petición, realizó otra en la que pedía a Zara que incluyese la talla 46 entre sus prendas. A pesar de que la joven aún no ha recibido respuesta por parte de la tienda textil, la petición ya ha conseguido casi las 89.000 firmas.

A pesar de que las peticiones hayan ido dirigidas hacia Inditex, Anna Riera no duda en denunciar a otras tiendas si ve algo que no considere saludable. Afirma que en su opinión, «vivimos en una sociedad extremadamente preocupada por el físico, sin sentido alguno».

¿Qué opina la sociedad al respecto?

Tras una encuesta realizada a 73 mujeres para Variación XXI, 71.2% de ellas se han sentido discriminadas en alguna tienda de ropa, mientras que el 28.8% no ha tenido ningún problema. No obstante, el 90.4% plantea que es necesario que las diferentes empresas textiles amplíen sus tallas, aunque el 46.6% cree que no es una buena opción que se creen líneas de ropa aparte, tal y como ha hecho Mango con su sección ‘Violeta’. Como consecuencia a todo ello, el 57.5% de las mujeres encuestadas dice no sentirse a gusto con su cuerpo respecto a la imagen que venden los medios de comunicación, así como los diferentes anuncios que se realizan, y el 65.8% cree que hay una mayor presión en mujeres que en hombres.

 

Algunas marcas sí apuestan por otro tipo de cuerpos

No obstante, no podemos decir que todas las empresas textiles apuesten por el mismo ideal. Ejemplo de ello lo encontramos en Dove, quien puso en marcha una campaña a favor de las mujeres reales a través del mensaje: «Imagina un mundo donde la belleza es una fuente de confianza. No de ansiedad». La campaña fue creada para combatir contra el estereotipo de que solo la delgadez es bella.  

Cuando en septiembre de 2006 se prohibió que las modelos demasiado delgadas desfilaran en las pasarela, la marca produjo un cortometraje, Evolution, que representaba la transformación de una mujer real en una supermodelo.

Otra firma de moda que ha luchado por defender la belleza sea cual sea la estatura y el peso de la mujer ha sido Lane Bryant, que lanzó una campaña titulada #Thisbody de ropa interior plus size, es decir, de talla grande, introduciendo modelos con una talla mucho mayor a la que estamos acostumbrados a ver.

Finalmente, otros países también han querido unirse a la lucha. Francia, por ejemplo, en 2008 puso en antena un programa titulado Belle toute nue, con el objetivo de aumentar la confianza de las mujeres respecto a su cuerpo. La base del programa es muy simple: a éste acuden mujeres que no están conformes con su cuerpo. Es entonces cuando el presentador fotografía a la mujer completamente desnuda y después coloca la fotografía en sitios emblemáticos, como por ejemplo, el muro de París. A partir de entonces será la sociedad quién se encargue de opinar sobre ella. El objetivo del programa es hacer ver a la mujer que no se necesita tener un cuerpo esqueletico ni acorde con el ideal de belleza implantado por la sociedad para sentirse a gusto con uno mismo.

Be Sociable, Share!

21 Comments

  1. Es chocante ver que mientras parece que la sociedad ha evolucionado hacia tendencias más respetuosas y en las que ya no se busca la delgadez extrema, las marcas de ropa siguen luchando por imponer sus criterios de qué es y qué no es una mujer guapa, o de cuál debe ser la diferencia entre unas tallas y otras (en este sentido las imágenes de prendas de tallas diferentes pero con dimensiones idénticas me ha dejado muy impresionada).
    De hecho, hace poco leí un artículo de El País sobre la marca Abercrombie, la más odiada de Estados Unidos, y sobre el por qué de su caída en España.(Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo: http://smoda.elpais.com/moda/actualidad/ocaso-abercrombie-espana-reduce-beneficios/) Creo que viene mucho al caso y me gusta saber que poco a poco los medios van dando voz y denunciando algo que es injusto y que unos pocos quieren imponer al resto.

    • Hola Elena,

      Muchas gracias por darnos tu opinión y por aportarnos más información sobre el tema. Es cierto que la marca Abercrombie ha sido una de las más polémicas, es más, en Francia muchas de las personas que han trabajado en la tienda han aportado sus testimonios y es verdaderamente escalofriante.
      Nosotros también esperamos que cada vez haya más medios interesados en dar voz a este asunto que puede repercutir de manera muy negativa en las adolescentes.

      Un saludo.

  2. Parece que cada vez hay más conciencia sobre este tema en concreto. Considero que es importante concienciar a la sociedad sobre las repercusiones que hay a nivel personal, y todo lo que hay detrás (grandes marcas, desfiles, moda…).
    A pesar de eso, y según los datos que me habéis proporcionado en este artículo, parece que poco a poco se va consiguiendo algo.
    Muchas gracias por la información!!

    • Hola Esther,

      Gracias a ti por leernos e interesarte por el tema. Nosotros también esperamos que se solucione y las empresas textiles apuesten por fabricar marcas para todo tipo de mujeres, y sobre todo, que se adapten con la realidad de la estética de la mujer.

      Un saludo.

  3. Cuando los diseñadores apuesten por la mayoría de sus potenciales clientas y no por un reducto de la talla 36 y veamos personas normales desfilando. Las tiendas empezaran a adecuarse a la gran masa de mujeres que queremos vestir bien…y no tenemos la 36. Arriba las tallas 44!!

    • Hola Ana,

      Totalmente de acuerdo. Eso mismo es lo que denunciamos en el reportaje, que las grandes empresas textiles apuesten tanto por mujeres delgadas que utilizan una 34, como por las mujeres que utilizan una talla 46.

      Gracias por tu comentario. Un saludo.

  4. Espero que consigamos que la talla y la moda se adecue a las personas que realmente las consumimos

    • Hola Mercedes,
      Estamos de acuerdo. Gracias por su tiempo.

      Un saludo.

  5. Espero que consigamos que las tallas se adecuen a todos los tipos de mujeres

  6. Es inaceptable que en la sociedad de hoy en día, tan diversa, las marcas de ropa se empeñen en perpetuar un ideal de belleza tan alejado de lo común.
    Las tallas de las prendas de ropa se ajustan tan poco a la realidad que ni siquiera las propias modelos que vemos en los anuncios son afines a esas medidas. En muchas ocasiones se trata de collages de distintas partes del cuerpo de varias mujeres. Con esto quiero decir que las marcas de ropa nos incitan a querer aparentar ser de una forma que fisiológicamente es prácticamente imposible. Como no lo conseguimos nuestra autoestima baja a la misma velocidad que las medidas de las tallas.
    Menos mal que algunas marcas tienen una visión diferente del mercado, o al menos han visto la oportunidad de crear buena imagen siendo fieles a las tallas reales.
    Espero que pronto sigan esa rumbo todas las demás marcas.

    • Hola Gonzalo,

      Tienes toda la razón. En muchas ocasiones, los anuncios de televisión utilizan el photoshop para dar crear la perfección en la imagen de las mujeres. Además, han sido muchas las famosas que ya han denunciado los retoques, como por ejemplo, Inma Cuesta, Zendaya o la actriz Michelle Jenner, quien también denunció mediante sus redes sociales la presión que sufren las mujeres por tener que estar acorde al ideal de belleza.
      Creemos que lo más importante es que las mujeres se sientan sanas y por tanto, que las marcas trabajen en torno a un físico sano, sin llegar a una delgadez tan extrema que las mujeres se sientan inseguras por no lucir una talla 34 o 36.

      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

  7. Parece que vamos por el buen camino, la sociedad se esta moviendo en contra de los estereotipos que nos bombardean continuamente los medios de comunicación. Hemos llegado al punto que aquel o aquella que no cumple con el estereotipo actual le cuesta ser aceptado en un determinado grupo.

    • Hola Ainhoa,
      La verdad es que sí, por eso tenemos que dar luz a este tipo de asuntos y que la gente se conciencia del problema que están planteando las grandes empresas textiles al implantar sus estereotipos.

      Gracias por tu aportación. ¡Un saludo!

  8. Dudo que sea cierto el concepto de “dictadura de las tallas”, pues de ser así, la mayoría de la población, tanto hombre como mujeres, seríamos delgados pus los mmodelos en general son delgados, cuando lo cierto es que ocurre lo contrario, predominan los gordos y principalmente predominan entre los adolescentes, que son precisamente los que se considera más influenciables. Incluso entre los niños, el mayor problema es la obesidad infantil, razón por la cual, hay campañas par el control de consumo de bollería industrial y bebidas azucaradas, por tanto nada ace que sigan la imagen de personas delgadas como suelen ser los y las cantantes, los y las deportistas y los y las estrellas del cine .

    Junto a esto, está el hecho incontrovertible, que hay una minoría, principalmente femenina pero también de hombres, que cáen en la bulimia y otros trastornos de alimentación. Mi opinión que no es debido a una “dictadura de las tallas” sino simplemente a un trastorno psiquico, como hay jóvenes que caen en la cleptomanía, sin que se pueda acusar a ello a la publicidad de bienes de consumo. o jovenes que caen en otras costumbres mas o menos estrafalaris, ·goticos”, “macarras”, o por el contrario,en sectas treligiosas muy estrictas sin que los ejemplos mostrados por la sociedad en general y la publicidad y los medios de comunicación en particular lleven a ello.

    En mi opinión, todos estos jóvenes que caen en “modas” de diferente indole, tiene una evolución de su propia personalidad dificil y compleja que las hace aborrecer su formaa de ser y buscan identificarse con modelos muy exagerados y quizá inalcanzables.

    en concreto si existiera una “tiranía de las tallas” llas bulímicas dejarían sus desarreglos de comida cuando alcanzaran el tipo de la modelos, pero la realidad es que las sobrepasan y siguen con sus desarreglos alimentarios hasta allcanzar muchas veces la muerte. Otras jovenes sometidas a la misma presion de la moda, por ejemploestán disconforme con su falta de pecho o con su nariz, y obligan a sus padres a pagarles costosas operaciones que nunca arreglar nada, porque su fallo esté en la aceptacion que tiene de simismas y no en su tipo.

    Desconozco cual es el mejor tratamiento a para estos jóvenes, pero el acusar de sus problemas a los fabricantes de moda, me parece que es buscar la solución donde no existe. Si la modelos fueran una par de tallas más gordas es decir “normáles”, seguiría todo igual, pues se compararian con sus compañeras de clase, Una bulímica es mucho más delgada que una modelo y que todas sus amigas, pero no por ello decide que ya esta suficientemente delgada sino que insiste en sus desarreglos alimenticios. .

    • Hola Felix,
      Gracias por su comentario. En primer lugar, no solo apuntamos a los problemas alimenticios que puede derivar en muchas adolescentes el ideal de belleza que implantan las marcas mediante la fabricanción de sus prendas, sino también el hecho de que muchas mujeres no tengan la posibilidad de comprar ropa dado que las empresas textiles no fabrican las fabrican para ellas.
      Queremos que mediante el reportaje, todo el mundo se conciencie de que es una lucha de toda la sociedad, no solo de las marcas textiles, puesto que los estereotipos son también implantados por las propias personas.

      Gracias por compartir con nosotros su visión.
      Un saludo.

  9. La verdad es que aún no entiendo como los fabricantes no se dan por aludidos ante las muestras que les da la realidad. Solo hay que ir en rebajas a echar un vistazo y ver que lo que suele quedar colgado sin vender es la talla XXS, XS y S. ¿Esto, señores fabricantes no les da una pista de que la mayoria de la población viste de la M o la L hacia arriba?. Es una pena que todos veamos la realidad y que ellos continuen a la suya, haciendo creer a tod@s que tenemos que entrar en un talla 38 o menos para encontrarnos bien.

    • Hola Mónica,
      Nosotros mediante el reportaje lo que denunciamos es que haya todo tipo de tallas en las prendas para que ningún hombre o mujer pueda sentirse desplazado a la hora de ir de compras. La verdad es que es un gran problema el hecho de que muchas personas decidan no ir a comprarse nuevas prendas porque saben de antemano que no van a encontrar lo que buscan. Por lo tanto, es tan importante que haya tallas pequeñas, como que haya tallas grandes.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo.

  10. Con tanto comentario negativo referente a las tallas extremadamente pequeñas, espero que por fin les llegue el mensaje pq es decepcionante ir de compras y volver con las manos vacias.

    • Buenas tardes Kati,
      Estamos totalmente de acuerdo. Esperamos que poco a poco la sociedad se vaya concienciando y las marcas decidan, por fin, ampliar sus fabricaciones.
      Gracias por su comentario.

      Un saludo.

  11. Que triste es que la dictadura de las tallas siga presente, aunque es una suerte que poco a poco la sociedad se esté concienciando con este tema que afecta a un alto porcentaje de mujeres y que hace que exista un malestar generalizado con el propio cuerpo.
    Esta lucha tiene que seguir y ojalá pronto se ponga freno a esta injusticia que desgraciadamente nos rodea. Agradezco la información del artículo y me alegra ver que hay esperanzas de ir resolviendo el grave problema con la fuerza de todos.

    • Hola Paloma,
      Gracias a ti por compartir con nosotros tu opinión. Con la aportación de todos estamos seguros que podremos conseguir grandes logros.

      Un saludo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *