Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

La otra cara del deporte

El próximo mes de agosto se celebrarán los XXXI Juegos Olímpicos en la ciudad de Río de Janeiro (Brasil), donde numerosos deportistas lucharán por convertirse en los mejores y escribir su nombre en la historia. Un evento de tal magnitud necesita de una gran preparación y sacrificio que no todo el mundo conoce. Pero, desde hace muchos años una mancha enturbia la competición: el dopaje. ¿Son casos aislados o se trata de una práctica habitual dentro del mundo del deporte?

Los JJOO nacieron en Olimpia con un carácter sagrado para honrar a los dioses de la antigüedad. Sin embargo, los actuales juegos representan un evento importantísimo tanto en el ámbito puramente deportivo como en el político, económico, y también, aunque en menor medida, en el cultural. En España se celebraron en el verano del 92 en la ciudad de Barcelona donde participaron más de 9000 atletas de 169 países distintos.

Además de considerarse un punto de inflexión para el deporte de nuestro país, “posicionó a Barcelona como una de las grandes ciudades del sur de Europa”, según Paloma del Río, periodista deportiva de TVE. Por el contrario, el experiodista deportivo Antonio Alcoba opina que “fue un desastre para España” porque estuvimos pagando la deuda de la organización de los juegos hasta 2009.

A pesar de ello, Barcelona se sigue considerando como la ciudad que mejor ha organizado este gran evento. Ambos periodistas piensan que España volverá a acoger unos JJOO aunque Antonio Alcoba matiza que “a partir de 2020 pueden tener posibilidades, lo que no tendrán es dinero para organizarlos”. Aunque esa es una posibilidad que dependerá de los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), cuestionados en muchas ocasiones por sus decisiones.

Una preparación olímpica

Supuestamente, unos Juegos Olímpicos suponen mayor exigencia y preparación que cualquier otro campeonato, tanto a nivel físico como mental. El subcampeón olímpico de taekwondo Nicolás García ratifica lo dicho anteriormente, mientras que la gimnasta rítmica Sandra Aguilar asegura que: “No, en realidad nos preparamos igual para cualquier campeonato, entrenando para dar el máximo posible”.

Sandra Aguilar, deportista olímpica

Sandra Aguilar en una fotografía de archivo

En cuanto a la preparación física, las horas de entrenamiento se multiplican por dos, y son mayores los cuidados que llevan a cabo para prevenir posibles lesiones. Principalmente realizan más sesiones de fisioterapia y de fortalecimiento de músculos.

La preparación para estos juegos es muy importante porque suponen un escaparate donde los deportistas pueden darse a conocer en tan solo quince días, y eso cuando se trata de un deporte minoritario es fundamental para conseguir patrocinadores. En este sentido, Paloma del Río destaca que “los deportes minoritarios tienen su momento en los JJOO y es cada cuatro años, que ya es triste que cada cuatro años se les haga caso”.

Sin embargo, ambos periodistas coinciden en que unos Juegos Olímpicos no se podrían celebrar en un periodo inferior, para favorecer así a los deportes minoritarios, porque la envergadura es tan monumental que no hay posibilidad de organizarlo en tan poco tiempo.

La cara oculta del deporte

El dopaje ha acompañado al deporte desde sus inicios, pero gracias a los avances tecnológicos cada vez son menos los deportistas que recurren a este método por miedo a ser descubiertos. A día de hoy son muchos los periodistas, que durante su trayectoria han cubierto JJOO, los que aseguran que durante los años de la Republica Federal Alemana y la Unión Soviética era evidente, pero no demostrable, el uso de este tipo de sustancias.

“Los deportistas si quieren ir a los JJOO muy difícilmente van a poder ir si no toman alguna cosa. Todo esto es un montaje que obliga a que si quieres triunfar algo te tienes que meter”, asegura Alcoba.

Actualmente los casos más polémicos han sido el dopaje de estado en Rusia y, a nivel nacional, el de la atleta palentina Marta Domínguez. Respecto a este último, tanto Antonio Alcoba como Paloma del Río, se muestran contundentes. Para ellos, si la deportista no tuviera nada que ocultar debería acceder a realizarse un análisis de sangre para comprobar si su pasaporte biológico ha sufrido algún tipo de alteración, y así demostrar si es culpable o no.

Por su parte, los deportistas son tajantes respecto al consumo de sustancias. Sandra Aguilar señala que es una falta de respeto para aquellos que se esfuerzan por superarse. Asimismo, Nicolás García se muestra más crítico con este asunto: “Dan la imagen de que los deportistas siempre van dopados y son unos tramposos”.

Nicolás García, subcampeón olímpico de taekwondo

Nicolás García en una foto de archivo

Pero hay algo en lo que todos están de acuerdo, y es que a pesar de los avances tecnológicos siempre el ladrón irá por delante de la policía.

Be Sociable, Share!

One Comment

  1. No mencionáis las sustancias de concentración en deportes de motor? Ojalá, rosberg va dopado, el único bueno es alonso.

    #BelieveInMcLarenHonda #RecordarPorquéEmpezaste #IlusiónATope #SilencioSeRueda #NoHayGuerreroSinCicatrices #NuestroLegadoSeráEterno #MakeHistory #PasoteAPasote #JuntosHaciaLaVictoria #LoMejorEstáPorLlegar #ThePowerOfDreams #HastaElInfinitoYMásAllá

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *