Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Las olvidadas del cine iraní

La calidad y prestigio del cine iraní presentado en festivales internacionales es ya algo habitual en el mundo y acaparan premios allí donde se presentan. Pese a la dura censura, la falta de medios económicos y las dificultades para rodar con libertad en las calles del país, el cine iraní actual es uno de los más potentes y arriesgados de la cinematografía mundial. Una actividad en ocasiones de riesgo, compromiso e imaginación que debería ser un ejemplo para el resto de los países y en el que, a pesar de lo que se piense en el mundo occidental, las mujeres están muy presentes, no solamente en el ámbito de la interpretación sino también en el de la dirección y producción.

Cultura, islam, musulman, libertad de expresión, cine iraní, silencio, censura, mujer tapada, pañuelo, hiyab

Mujer iraní tapada con el hiyab / Blog 14:23

 .

La producción cinematográfica del cine iraní

Más allá de las noticias que se ven en los distintos medios de comunicación, también se conoce a Irán  por su cine: en 2006 se crearon más de 100 largometrajes al año, actualmente existen más de 200 series de televisión y se producen largas colas en los cines que respaldan este éxito. Desde hace unos años, Irán se ha convertido en la primera industria cinematográfica de Oriente Medio y África y la séptima del mundo, algo extraño en un Estado Islámico que rechaza la representación humana y que incluso llegó a incendiar 180 salas de cine transformando muchas de ellas en prisiones.

El cine iraní siempre ha estado muy relacionado con la historia. El anterior presidente de Irán, M. Ahmdineyab, decidió desde el primer momento en el que llegó al gobierno llevar a cabo una reestructuración de la cultura y, sobre todo, del cine. El séptimo arte se convirtió así en un elemento clave de propaganda en un país en el que el 20% de la población es analfabeta. Los largometrajes iraníes se convierten así en uno de los mayores entretenimientos del país. El cine iraní es, por lo tanto, financiado por el gobierno con dinero público; se encuentra al servicio del poder.

Cultura, islam, musulman, libertad de expresión, cine iraní, maquillaje, censura, pañuelo, hiyab

Fotograma de la película ‘Une femme iranienne’ / Le Parisien

Artísticamente, se trata de un cine con una gran calidad a pesar de que en las últimas décadas, la guerra con Irak y su régimen dictatorial han provocado la fuga de directores importantes del cine. Ha sido en este periodo de huída de realizadores y directores en el que el cine iraní ha sido conocido en el extranjero y logrado numerosos premios en Venecia, Cannes, San Sebastián o Montreal.

.

¿Cómo funciona la censura?

Tanto directores como directoras de cine iraní se ven obligados a pasar por varios filtros de censura. El organismo encargado de llevar este control a cabo es la Comisión del Ministerio de la Cultura y de Guía Islámica. Se mira todo (imágenes, guiones, ideas, etc.) y la norma básica consiste en eliminar toda conducta que discrepe con la moral como momentos de blasfemia, crímenes, drogas, sexo e incluso, en algunas ocasiones, diálogos de amor que puedan llagar a considerarse pornográficos.

Esta censura está muy relacionada con los cambios en el gobierno. Dependiendo de lo más o menos conservadores que sean los presidentes, la censura es más o menos férrea. Siempre está presente pero en menor o en mayor medida. Esta censura se acaba reflejando fuera de sus fronteras. Particularmente, Variación XXI se ha encontrado con dificultades a la hora encontrar tanto datos como información relacionada con las distintas directoras de las que hablamos a continuación.

En cuanto a los temas relacionados con la sociedad o la política se han de suprimir escenas que critiquen o pongan en jaque el matrimonio musulmán tradicional así como cualquier ofensa al sistema político iraní. El incumplimiento de estas normas en cualquier de los largometrajes se puede castigar con multas que pueden ir desde la limitación de la de las proyecciones a las prohibiciones de estas en todo el territorio nacional. En casos extremos, se puede hasta vetar el ejercicio de la profesión durante el periodo que el gobierno considere oportuno.

En el año 2009, una cadena de televisión pública iraní (Chahar Sur) censuró a la directora de cine Puran Derakshandeh cuando esta hizo un comentario sobre la situación de la mujer en el cine iraní: “Cuando respondí a la primera pregunta del presentador sobre mis críticas respecto a la situación de la mujer en el cine iraní, el programa fue interrumpido de repente”. Tras el corte del programa, emitido todos los días a las 8.00 de la mañana, los realizadores pidieron disculpas a Derakshandeh y le ofrecieron grabar previamente sus declaraciones para evitar “fallos técnicos” del directo. “Lo único que dije –añadió Derakshandeh- era que las mujeres presentadas en el cine iraní no se parecen para nada a las de las de la sociedad en Irán ya que éstas se enfrentan a otros problemas que los del amor y el matrimonio que lamentablemente son menos tratados en el cine”.

Cultura, islam, musulman, libertad de expresión, cine iraní, censura, mujer tapada, pañuelo, hiyab, manifestación

Mujeres iraníes asisten a una manifestación / elmundo.es

Esto deja entrever que a pesar de la introducción de las mujeres en el mundo iraní y de la apariencia de libertad que se quiera ofrecer hacia el exterior, Irán sigue siendo un país con una censura previa muy fuerte que impide que los medios de comunicación hablen de ciertos temas.

.

Ellas se abren paso

Actualmente, en los EEUU la media en Hollywood de la representación femenina al frente de la dirección se sitúa en el 7%. En Irán, las cifras son aún más bajas. Sin embargo, cada vez más a menudo van surgiendo voces femeninas que reivindican ser escuchadas en estos filmes.

Las directoras iraníes empiezan a tener más presencia en las salas de cine iraníes. Durante un periodo, la lista de mujeres que ejercían esta profesión era de lo más exigua y las pocas que tenían el privilegio de acceder a este ámbito provenían o bien de familias adineradas o bien de familias relacionadas con el cine. Un ejemplo de esto último es el de Hana Makhmalbaf, hija del director de cine Mohsen Makhmalbat. Esta joven cineasta comenzó actuando en las películas de su padre y poco a poco se ha ido labrando su propio camino en el mundo del cine. Tras cursar estudios de cine, se lanzó como cineasta a los 18 años con la película Buda explotó por vergüenza que recibió premios tanto en el Festival de Cine de Berlín como en San Sebastián. En muchas de sus películas, Makhmalbaf denuncia la situación de la mujer en Irán y las numerosas violaciones de los derechos humanos y políticos.

En los años 90, era más frecuente el uso de los niños en las películas y, como consecuencia de esto, la aparición de la figura femenina era más constante. Con la llegada de las mujeres (tanto actrices como guionistas y directoras) se produce la fragmentación de la figura paterna y comienzan a tener más protagonismo en los largometrajes iraníes. Esto se ve reflejado en las películas de la directora Tahmineh donde refleja el cruel comportamiento de los hombres hacia las mujeres pero en un ambiente en el que el feminismo va aumentando hasta que las mujeres se fortalecen y sobreviven sin el hombre.

Cultura, islam, musulman, libertad de expresión, cine iraní, censura, mujer tapada, pañuelo, hiyab, directora de cine

La directora de cine Pouran Derakhshandeh en un proceso de grabación / TedxTums

Una de las cineastas más reconocidas en Irán y que ha se ha nombrado anteriormente es Puran Derakshandeh que ha contribuido durante más de 40 años a la producción del cine. Se graduó en dirección cinematográfica y se trata de una de las directoras, productoras, guionistas e investigadoras iraníes más importantes del mundo persa. Ha dirigido 12 largometrajes y decenas de documentales a lo largo de su trayectoria.

La última directora en llegar al mundo como directora iraní ha sido Ida Panahandeh, premiada en Cannes en 2015 con su film Nahid, considerada como una de las mejores películas de ese año tanto por su calidad artística como de temática. Se centra en la figura de una mujer independiente que intenta sacar ella sola a su marido. “Tenía claro que quería centrar mi primera película en la figura de una mujer fuerte y valiente”, declaró Ida al diario El Periódico. Nahid supone una dura crítica a la falta de libertades que sufren las mujeres en su país.

En muchas ocasiones las producciones se ven obligadas a trasladarse a otros países para poder grabar la película. La película Red Rose, dirigida por Sapideh Farsi (directora audaz e inteligente con una gran sensibilidad a la hora de reflejar los problemas e injusticias de su país), se vio obligada a mover el lugar de grabación a Grecia por coincidir el comienzo de la Primavera Árabe. Además, la realizadora refleja en este largometraje críticas hacia el régimen iraní que hicieron de esta película una apuesta arriesgada para todos los que participaron en ella. Una gran parte de los que trabajaron en este film asumieron desde el primer momento que muy probablemente jamás volverían a su país.

Una cultura estricta y controladora con las libertades de su sociedad y más aún hacia las mujeres. Un mundo en el que la propaganda y la censura están a la orden del día y donde es difícil hacerse un lugar. En este mundo, un grupo de mujeres privilegiadas se ha hecho paso y a pesar de numerosas dificultades, han conseguido llegar a ser directoras de cine y cumplir sus sueños. Un paso más para la igualdad y un ejemplo a seguir para el resto de las mujeres iraníes. Ellas son las heroínas del cine.

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. Excelente artículo! Soy curadora de cine y periodista especializada en Cine ¿Cómo puedo acceder a las películas que mencionan en el texto? ¿Se pueden ver en Línea?

  2. ¡Excelente artículo!
    ¿Donde puedo ver la películas que mencionan en el texto? ¿Hay alguna en línea? Por ejemplo Nahid.

    Soy curadora de cine y periodista especializada en cine.

    Saludos
    Isabel Cárdenas Cortés

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *