Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

La tauromaquia esquiva la estocada

La de los toros es una de las tradiciones más antiguas de cuantas existen en España. De hecho, la primera corrida documentada se celebró en 1124 en un pueblo de Palencia. Una lidia que estaba basada en festejos populares que poco a poco se fueron extendiendo a lo largo de la geografía española y sus países limítrofes, hasta evolucionar al concepto que tenemos hoy en día de la tauromaquia y que surgiría en el siglo XVIII.

Toro, Madrid, Las Ventas, Plaza de toros, Feria San Isidro, Tauromaquia

Toro sobre el albero de Las Ventas durante una de las corridas de la feria de San Isidro | Arancha Sanz

Las corridas de toros se extendieron también en Latinoamérica en países como México, Perú, Colombia, y Ecuador. En México por ejemplo, la tauromaquia llegó de la mano de los conquistadores, y se ha instaurado como actividad de ocio pese a que fue prohibida en dos ocasiones. La Monumental, en Ciudad de México, tiene capacidad para 45.000 personas en sus tendidos y es el escenario en el que muchos matadores españoles debutan ante la dificultad de hacerse un nombre en su propio país y ante la prohibición de ser torero en España siendo menor de 16 años.

La tauromaquia también cruzó nuestras fronteras para instalares en la vecina Portugal, donde la llamada touros de morte, la más extendida en España y que implica la muerte del animal, ha perdido peso y sólo está permitido en Barrancos, un municipio del Alentejo. Predominan el rejoneo y los juegos de fuerza, una alternativa que veta la muerte del astado, pero no parece contentar ni a taurinos, que critican su falta de esencia, ni antitaurinos, que aseguran que en los festejos lusos se les clavan banderillas y se les mata aunque no sea a ojos del público.

Ramón Prieto Álvarez, cronista y experto taurino, tiene muy claro que la tauromaquia ha cambiado bastante con el paso de los años. A pesar de las polémicas suscitadas en el mundo taurino y la evolución que experimenta este festejo, opina que no desaparecerá a corto plazo debido al rejuvenecimiento en los tendidos de las plazas de toros. No duda en destacar que “lo que siempre me ha llamado mucho la atención es el valor de los toreros por enfrentarse a un animal que en un momento dado puede no solo cogerte sino también acabar con tu vida”.

Los festejos taurinos siguen teniendo importancia en nuestro territorio. De hecho, España sigue siendo el país puntero en lo que a tauromaquia se refiere, donde además está considerada Fiesta Nacional. A lo largo de la geografía española encontramos numerosas plazas de primer nivel como las de Valencia, San Sebastián, La Maestranza de Sevilla, Bilbao, Valladolid y, como centro neurálgico y plaza más importante del mundo, Las Ventas de Madrid.

Por el contrario, la portavoz y coordinadora provincial para la Comunidad de Madrid del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), Ana Belén Martín, opina que “la tauromaquia no tiene futuro en una sociedad moderna cada vez más preocupada por el bienestar de los animales”, y que dichos festejos son “un reducto de nuestro pasado, tal y como reveló  la última encuesta publicada por el Ministerio sobre hábitos culturales españoles en el año 2015“.

La tauromaquia a día de hoy

Según la Estadística de Asuntos Taurinos 2010-2014 realizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en 2014 se registró una ligera subida del 0,5% en la celebración de festejos taurinos respecto al año anterior, que incluye 398 corridas de toros (21,3%), 212 festejos de rejones (11,3%) y 242 novilladas con picadores (13%) como las prácticas más repetidas en dicho periodo. Aun así, en los últimos ocho años se ha acumulado un descenso del 51,1%, en la actividad taurina española, que se concentra en Andalucía, Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León, donde se llevan a cabo el 77,6% de los espectáculos.

Sorprendentemente, pese a que en 2014 se celebraron 1.703 festejos menos, de los cuales la mayoría se deben a fiestas populares y lidias en plazas de tercera, el número de profesionales taurinos aumentó en 2.797 personas, de las cuales el 97,6% resultaron ser varones. El estudio afirma que el 47,3% de los matadores tiene más de 45 años, que el 68,7% de los novilleros sube de la treintena, y que el número de profesionales taurinos de entre 16 y 29 años desciende de forma paulatina.

Sólo 23 de los 810 toreros inscritos lidiaron en más de 20 corridas, un desequilibrio que se repite con los 3.018 novilleros, de los cuales sólo trabajaron en plaza 123 (4,18%), y con los 3.018 rejoneadores, ya que en 2014 sólo ejercieron en el coso 59, tal y como explica la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (Avatma).

Gráfico, Tauromaquia, Festejos taurinos, España

Evolución de los festejos taurinos celebrados en España entre 2007 y 2014 | Andrés Jiménez

En el mismo estudio, que aún no ha sido actualizado con una versión más reciente, se destaca que en 2011 el 8,5% de los españoles asistió a alguno de estos espectáculos, lo que supone un descenso del 1,3 respecto al mismo periodo del año anterior. De ellos, la mayoría eran varones y pertenecen al grupo central de edades, de 35 a 54 años, y al de los más jóvenes.

Los indicadores muestran un claro descenso de la actividad taurina en nuestro país, pero continúa en la agenda de la política nacional pese a que los grandes partidos –salvo PACMA, el Partido Popular e Izquierda Unida– carecen de una línea firme respecto a la tauromaquia, ya que las delegaciones de los distintos partidos en las 17 comunidades autónomas actúan de forma independiente en esta materia.

 

Política y tauromaquia

El Congreso de los Diputados revalidó el 25 de octubre del pasado año su apoyo a la tauromaquia como patrimonio cultural, y la financiación de la misma con fondos de las arcas públicas, con el voto a favor del Partido Popular y las abstenciones del PSOE y Ciudadanos, frente a la negativa del PNV, ERC, la desaparecida Convergencia y Unidos Podemos.

Estos últimos han ido mutando en función de la región en la que legislan ya que, si bien los representantes del partido en Castilla-La Mancha acordaron en el pacto de Gobierno con los socialistas la retransmisión de 60 corridas por la televisión autonómica, con un presupuesto de 1,2 millones de euros, y que en Andalucía propusieron no prohibir, sino mejorar el mundo de la tauromaquia, los de Pablo Iglesias se alinearon en Baleares con el PSIB para acabar con los espectáculos taurinos en todas sus formas.

This slideshow requires JavaScript.

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, afirmó el pasado año que el mundo del toro está “arraigado culturalmente” en España y que “la mejor forma de ir dando pasos para que eso se elimine es revertir esa forma de vivirlo” en lugar de prohibir. Sin embargo, la posición de la formación morada varía en función de la popularidad de estos festejos en cada región, pues en Andalucía y Castilla-La Mancha, con una innegable tradición taurina, se muestran más flexibles que en comunidades autónomas como Baleares o Cataluña, donde mayor reclamo hay para la abolición de la llamada fiesta nacional.

El mismo día que la Cámara Baja aprobó la financiación pública de la tauromaquia, se rechazó la propuesta de derogar su condición de patrimonio cultural, presentada por Esquerra Republicana de Catalunya. Su posición es tajante, y fue uno de los mayores impulsores para que el festejo se prohibiera en la región allá por 2010. Tras seis años en vigor, fue invalidada por una sentencia del Tribunal Constitucional al invadir las competencias del Estado, por lo que no existe impedimento alguno para la celebración de actividades taurinas.

Uno de los que votó en contra de la prohibición fue el por aquel entonces diputado autonómico y líder de Ciudadanos, Albert Rivera, hecho por el que fue sacado a hombros de la Monumental de Barcelona. El partido naranja se opuso “por ser un atentado contra la libertad individual”, según reza un comunicado, e invitó a las asociaciones contra el maltrato animal a que “luchen socialmente para concienciar a la ciudadanía sobre esta sensibilidad en todos los ámbitos, respetando siempre a aquellos que ven en la tauromaquia un arte”.

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. ¡Ahi dando bombo a la tauromaquia! Asi vamos… 👎👎👎

    • Buenos días, Camille

      Los autores de este reportaje, entre los que me encuentro, hemos intentado llevar a cabo una aproximación honesta e imparcial al mundo de la tauromaquia, ciñéndonos a los datos publicados en la Estadística de Asuntos Taurinos 2010-2014 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y respetando las distintas sensibilidades que existen en torno a estas actividades.

      Gracias por valorar nuestro trabajo, nos ayuda a mejorar cada día. Esperamos seguir leyéndote en Variación XXI.

      Saludos.

  2. Esto es ¡increíble! No he leído algo como esto en mucho tiempo . Es agradable encontrar a alguien con algunas ideas originales sobre este tema. Este sitio web es algo que se necesita en la red , alguien con un poco de dominio. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *