Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

El fitness, una fiebre de cuarenta grados

Obsesión. Cuerpo. Comida. Son cada vez más las personas que se suman a la idea de empezar una vida sana y transformar su rutina. Dietas, gimnasio y deporte de manera compulsiva, todo con tal de llegar a tener lo que llaman ‘un cuerpo 10’. Este fenómeno es una obsesión patológica que hace referencia a la introducción, de forma masiva, de los hábitos de los deportistas de élite. Alberto Sánchez, sociólogo del Colegio de Politólogos y Sociólogos de Madrid, afirma que “desde los años 80 el fenómeno del ejercicio se ha ido extendiendo de forma importante y no ha parado de crecer”. Este es el caso de Susana Pinilla, una chica de 24 años que cayó en las garras del fitness sin darse cuenta. Para ella el ejercicio comenzó siendo un pasatiempo y acabó convirtiéndose en una obsesión diaria.

 

hombre, mujer, fitness, deporte, abdominales, musculación, cuerpo

Hombre y mujer entrenando

 

Un día sin gimnasio, un día con remordimiento

Madrugar mucho y descansar poco parece no preocuparle a Susana. Desde que suena el despertador se pone su ropa deportiva y prepara las diferentes comidas del día. De desayuno: café solo, tortilla de dos huevos,  120  gramos de fiambre de pavo y tostada de pan de molde integral. Una dieta en la que además no sobran los suplementos alimenticios y que, en ningún caso, puede saltarse.  Después de ponerse al día y terminar de elaborar sus comidas, Susana se encierra en las paredes del gimnasio. Horas de cardio y musculación. Pero este no es su único entrenamiento de la jornada. Cuando por la mañana sale del gym, le espera un largo día de universidad y trabajo. Tras esto, a la noche y ya físicamente agotada, otra larga sesión de ejercicio.  Así día tras día, incluso los fines de semana. Ningún día se permite faltar a su sesión de gym, si esto le pasara, le comería el remordimiento. De tal manera que los días que el gimnasio abre solo por la mañana, Susana deja todo lo que tiene que hacer con tal de poder ir a entrenar.  La dieta, la obsesión diaria por controlar el qué comer y en qué cantidades, fue lo que realmente la llevó por un camino que no era nada saludable. Su entorno, familiares y amigos se empezaron a dar cuenta de la obsesión que Susana padecía. Intentaban hablar con ella y hacerla entrar en razón, pero ella, cegada,  no les creía y pensaba que exageraban su situación.

This slideshow requires JavaScript.

Poco a poco, y con el paso del tiempo, Susana se dio cuenta de que tenía un problema más grave de lo que ella pensaba.  Cayó en un estado de cirrosis que afectaba a su salud. Los cambios de humor eran frecuentes y ella misma notaba que algo iba mal. Fue ahí cuando decidió que ya no podía seguir con el mismo estilo de vida.

Toda esta obsesión comenzó cuando Susana se enamoró. Él la animaba a ir al gimnasio y a ponerse en forma. Ella le hizo caso y así lo hizo. Cuando la relación terminó, el ir a entrenar se convirtió en su desahogo y vía de escape.  El no hacerlo le hacía sentirse mal. Su vida entera empezó a girar en torno a las máquinas de fitness.

El caso de Susana no es único. Cada vez se encuentra más gente que practica deporte y que acaba llevándolo al extremo, a la obsesión.  El acercarse al cuerpo perfecto es algo que cada vez preocupa más a los jóvenes y no tan jóvenes.

Las redes sociales revolucionan el mundo del fitness

Nuria Cañas Cano, dietista, nos cuenta las terribles consecuencias que supone el estar enganchado al deporte. Explica que no es solo la obsesión por estar en forma, sino además el querer mostrar tus avances en las redes sociales.  En ellas continuamente estamos observando personas que comparten fotografías, y ahora incluso canales de youtube, para hacer rutinas en casa sin perder tiempo de desplazarte a un gimnasio. Sobre todo Instagram ha cambiado por completo el concepto del fitness. Esta cultura ha encontrado en dicha red social el mejor medio para comunicarse y conseguir seguidores, ya que son muchos los perfiles dedicados únicamente al culto del cuerpo.

This slideshow requires JavaScript.

Incluso las marcas de ropa se unen a este fenómeno vendiendo ropa de deporte, como es el caso del grupo Inditex. Detrás de todo esto no hay solo una locura por parte de los usuarios, sino unas ganancias económicas por parte de las empresas.

colección, ropa, deportiva, Zara

Modelo de Zara con ropa deportiva/ Fuente: Página web oficial de Zara

El sociólogo Alberto Sánchez piensa que siempre se ha tenido este afán por el cuerpo. Las redes sociales han tenido grandísima importancia en todos los fenómenos y en este mucho más, ya que es una forma de mostrar los resultados obtenidos al resto del mundo. Estos medios crean un estado de superioridad frente a los demás por conseguir algo que muchos no alcanzan.

El lado oscuro de las dietas

La dietista Cañas cree que se ha perdido la sensatez a la hora de tener una buena alimentación base. Defiende que la gente está más preocupada por los suplementos para quemar grasa, definir o muscular rápido, entre otros, que por pensar si su alimentación es la adecuada o cómo debe mejorarla. Llevar una vida sana es importante y muy saludable para el día a día de las personas, pero recaer en un dieta que no es la indicada, puede ocasionar problemas graves de salud. Los efectos secundarios no generan temor, ya que alrededor de 31 millones de personas consumen actualmente anabolizantes y suplementos.

«Muchos de los suplementos no han demostrado su eficacia, pero una alimentación saludable que cubra todos los nutrientes que necesitamos siempre va a tener efectos positivos en la composición corporal y en la prevención de diferentes patologías actuales», señala Nuria Cañas.

Sabemos que la obsesión es un exceso y todo exceso, ya sea de deporte como de la alimentación, es un problema para la personas. Actualmente se ha trastocado la definición de ‘dieta saludable’ por ‘dieta’ y cuando la gente hace una dieta piensa que ya de por sí es saludable. Pero hay muchos tipos de dietas y en muchas, un desequilibrio muy grande de alimentos y de calorías.

La naturópata Rosa Heredero Bermejo explica que realmente no hay que restringir una gran cantidad de alimentos, cada uno de ellos aporta unos nutrientes para el organismo y toda la energía que el cuerpo necesita para estar vital y saludable.

Los expertos se ponen de acuerdo para afirmarnos que es totalmente necesario que se lleve a cabo un seguimiento por un profesional de la nutrición. «Los que nos dedicamos al ámbito de la nutrición deportiva de élite comprobamos diariamente que una alimentación saludable es un factor decisivo para mejorar el rendimiento del deportista. Sumado a ello, contribuimos a eliminar mitos muy extendidos también en este mundo y a educar nutricionalmente al deportista para que pueda desenvolverse en las competiciones, en las pretemporadas o en los períodos de descanso», expone Nuria Cañas.

Rosa Heredero afirma que «cuando alguien se dedica de lleno al deporte o al entrenamiento se necesita de una dieta especial. Pero, en cambio, si no compite es suficiente con una alimentación sana, variada y natural incluyendo todos los alimentos. No se necesita ningún suplemento.»

Existen dos tipos de dietas, las hipercalóricas muchas calorías y las hiperprotéicas muchas proteínas. Ambas pueden ocasionar muchos problemas alimenticios, como por ejemplo alergias. R. Heredero afirma que si, por ejemplo, «se toma mucho atún se introducen en el organismo muchos metales pesados que no se van a eliminar». Son muchos los errores que se cometen a la hora de realizar una dieta, pero los principales son la restricción de alimentos y de calorías. Al principio se notan los resultados pero al terminarla llega el ‘efecto rebote’ o ‘yo-yo’, estos se producen cuando se vuelve a engordar cogiendo algunos kilos más. Lo importante no es hacer dieta de manera ilimitada, sino aprender los hábitos de alimentación.

La dieta y el ejercicio condicionaban su estilo de vida

Como ya nombramos, el caso de Susana no es el único. Vitaly Andriychuk también llegó a obsesionarse por tener un cuerpo perfecto. Hemos pasado un día junto a él, donde nos ha enseñado su dieta y los ejercicios que elaboraba diariamente.

Susana y Vitaly se han prestado para ser los protagonistas de este reportaje. Queremos añadir que ambos ya están sanos y no padecen de ninguna obsesión. El deporte dejó de ser una necesidad para los dos, siguen practicándolo pero de manera moderada y mucho más saludable.

Está claro que practicar fitness es muy saludable, reduce los riesgos de problemas de salud, como puede ser la obesidad, los problemas cardiovasculares, el sedentarismo y sobre todo la depresión. Además, ayuda a prevenir los problemas relacionados con la edad y hace que el organismo esté mucho más activo y relajado. Por tanto, está demostrado que entrenar y hacer fitness puede mejorar la calidad de vida. Pero hay que tener cuidado, la fiebre puede subirse rápidamente y esto se debe, en numerosas ocasiones, a que detrás del ejercicio hay una carencia emocional.

 

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. Muy interesante. Es muy importante concienciar a los jóvenes de los peligros que esconden este tipo de dietas.

  2. muy intresante

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *