Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Gestación subrogada: Un gran negocio o un nuevo modelo familiar.

A día de hoy, son cada vez más personas las que deciden formar una familia por el método de reproducción asistida. La mayoría de ellos deciden con esta técnica al no poder tenerlo de forma natural.

Imagen que representa los países donde se puede tener hijos a través de la reproducción asistida total o parcial

Países en donde está legalizado la gestación subrogada / babygest.es

La gestación subrogada utiliza este proceso reproductivo para la formación de nuevas familias. Para ello una mujer debe ceder su capacidad de gestar con el objetivo de ayudar a aquellas personas que no pueden tener hijos de otra manera.

Antes de adentrarnos a explicar todo este proceso, debemos diferenciar varios conceptos:

   Gestación subrogada tradicional o parcial y subrogación gestacional, completa o total: en este caso se tiene en cuenta el método empleado. La tradicional se obtiene mediante inseminación artificial, por lo que la gestante aporta sus propios óvulos y será la madre biológica del futuro niño. La subrogación gestacional, completa o total ocurre cuando la gestante no tiene ninguna relación biológica con el bebé, puesto que los gametos son de los padres de intención (que así es como se les llaman a los que inician el proceso para ser padres) o de donantes.

   Por otra parte, se puede dividir en aquellas gestantes que lo hacen de forma altruista y las que reciben una cuantía monetaria a cambio del proceso. Normalmente ya reciben un dinero sólo por las molestias físicas y emocionales que supone gestar un bebé

En total son cuatro tipos distintos de gestación subrogada, nosotros vamos a centrarnos en uno de los más novedosos. Se trata de la subrogación, completa o total, donde intervienen una pareja intencional, una donante de óvulos, una gestante y el equipo de profesionales médicos que se encargará de que todo esté en orden durante el proceso reproductivo. Depende del país los solicitantes pueden ser pareja casada o no, heterosexual u homosexual, o un hombre o una mujer.

Las familias españolas que deseen tener un hijo por alguna de estas modalidades no podrán realizarlo en su propio país. Tendrán que recurrir a otros países donde se pueda llevar a cabo, para ello entrevistamos a David Monje, director de Go4baby, empresa intermediaria con clínicas de reproducción asistida en Ucrania, quien nos comentará cómo se gestionan todos los procesos que existen hasta que el bebé llega a España con la pareja intencional.

Ucrania es uno de los pocos países que permite la gestación subrogada

Recién nacido en Ucrania por gestación subrogada /Open Surrogacy

No todas las parejas o personas pueden tener hijos a través de este método. Depende del país, dado que en Ucrania sólo los matrimonios heterosexuales tienen la oportunidad de poder tener un bebé por reproducción asistida. Sin embargo, países como Estados Unidos permiten que cualquier persona tenga la oportunidad de tener un niño, no diferencian entre personas heterosexuales u homosexuales, lo contrario ocurre en Ucrania debido a su legislación. 

Hablaremos más tarde con Laura Freixas, escritora, periodista y detractora de la gestación subrogada, la cual nos hablará de los argumentos que defiende en contra de este novedoso método de reproducción asistida.

Un nuevo concepto de unidad familiar 

En la actualidad la sociedad ha desarrollado gran cantidad de tecnología novedosa y avances para aquellas personas que no pueden tener un bebé por el método tradicional que todos conocemos.  Estas nuevas técnicas de procesos reproductivos han permitido ampliar y transformar el esquema tradicional de una familia, es decir, que no sólo exista un papá y una mamá.  

Los avances tecnológicos no son el único motivo por el cual aparece este nuevo concepto de unidad familiar en el que podemos encontrar hasta una pareja intencional, una donante, una gestante, la familia de la gestante y el equipo profesional que se encarga de todo el proceso reproductivo. El descenso de la adopción internacional es otro de los motivos. Se debe principalmente a las exigencias (requisitos muy específicos) sobre las características de los padres que quieren formar una familia. Un ejemplo perfecto es Rusia que no permiten la adopción a parejas homosexuales o incluso a hombre solteros.

Otro motivo son las ventajas o incovenientes que  tiene adoptar y gestar para una persona o una pareja en nuestro país. En el caso de la adopción, la lista en España es infinita, por lo que más del 80 por ciento deciden adoptar un niño de manera internacional según un artículo de la revista unComo. El precio aumenta ya que hay unos costes mínimos: las entidades que se encargan de realizar todos los trámites burocráticos y el contacto a las familias con los orfanatos, un estudio psicosocial para ver si la persona o pareja está capacitada, viajar al país del niño, en caso de no contratar una empresa intermediaria se necesitará un traductor y abogado, un proceso bastante complejo a pesar de que el niño ha dado a luz antes de que una pareja solicite su adopción.

La gestación subrogada también trabaja con empresas intermediarias ya que en nuestro país no está regulado. Pero, ¿Si se regula en España, puede que se reduzca la infinita lista de espera de adopciones? Estoy seguro de que sí. Creo que hay un gran número de personas que no están preparadas para una adopción, pero sí de tener y querer un niño biológico, algo que es totalmente legítimo. «Si ya está regulado que una persona tenga el derecho a acceder a las técnicas de reproducción asistida, como lo hacen muchas parejas que tienen problemas para quedarse embarazados, la gestación subrogada debe de ser y es una técnica más de reproducción asistida» dijó Sonia Ruano, miembro de la junta directiva de Son Nuestro Hijos para una entrevista concedida a otra empresa intermediaria llamada BabyGest.

Para adentrarnos en el novedoso mundo de la gestación subrogada como un nuevo modelo familiar conocemos a Raúl. Es un niño de 2 años que fue concebido por gestación subrogada. Su padres, Antonio y Agustín, decidieron iniciar el proceso reproductivo en Estados Unidos, según esta pareja, el país más fiable y mejor regulado para emplear estas técnicas en mujeres gestantes.  Esta pareja nos ha permitido entender que es real un nuevo concepto sobre la familia en nuestro país, a pesar de no estar regulado en España, pero que en otros países como Ucrania, Rusia, Inglaterra, Portugal o en Grecia se ha convertido en una realidad.

La experiencia de Antonio y Agustín, padres por gestación subrogada en Estados Unidos 

Tras años de relación, Agustín Pérez y Antonio Valverde, decidieron ampliar la familia, su primera opción, la adopción, pero comprobaron que no tenían posibilidades. No se dieron por vencidos e investigaron más opciones hasta conocer la gestación subrogada, y estudiando los diferentes países que daban la opción decidieron que era Estados Unidos el que mayores garantías aportaba.

Antonio y Agustín han llevado a cabo un proceso contratando una empresa externa para realizar la gestación subrogada

Antonio y Agustín, padres por gestación subrogada de Raúl /Variación XXI

Un proceso que empezó en febrero de 2014 y culminó en octubre de 2015 con el nacimiento de Raúl. «El mayor tiempo de espera es la selección de la gestante, en nuestro caso 8 meses; nos presentaron a Nikki y rápidamente congeniamos. Normalmente ya presentan a una gestante compatible; es necesario estar de acuerdo en gestar para una pareja, en nuestro caso, homosexual, que vive en el extranjero, decidir si hay aborto en caso de malformación, etc».

La relación con Nikki, su gestante, el marido de ésta, Matt, y sus cuatro hijos es estupenda, «queremos mantener esta relación durante toda la vida, son nuestra familia americana y nosotros la familia española.» Desde el parto seguimos manteniendo relación. Esperamos ir a Chicago con Raúl para que esté con ellos, -eso ya se estipuló en el encuentro inicial, donde se habla de qué esperas de la relación posterior; para nosotros era importante conservar la relación, y para Nikki y Matt también. «Es una de las personas más importantes de nuestra vida, ha permitido que tengamos a Raúl que es lo mejor de nuestra vida, le estaremos eternamente agradecidos».

En cuanto al proceso, Agustín y Antonio lo consideran «demasiado costoso», ya que en concreto en el país norteamericano la mayor parte del dinero, un 50-60% aproximadamente, son los gastos sanitarios.  «La estancia de un niño sano un día y medio son 5000 dólares». Esto no extraña si tenemos en cuenta que Estados Unidos es el país con la sanidad más cara del mundo, y donde todos procesos de fertilidad son muy caros. «En total, en nuestro proceso nos gastamos 130.000 euros, de los cuales 40.000 fueron solo para la gestación de embriones. Además la restante recibe una compensación por el esfuerzo, por dedicarse un año y algo a nuestra vida, en este caso fue unos 30.000 dólares».

En cuanto a la polémica por la mercantilización de la mujer, Antonio y Agustín lo dejan claro; la mujer gestante debe cumplir unos requisitos, dentro de los cuales tiene especial relevancia la situación económica de ésta. «En nuestro caso, Nikki es una mujer formada y culta, con un nivel económico superior al nuestro, -nosotros no podemos explotar a una mujer cuya situación económica es mejor. Matt, el marido de Nikki,  es controlador aéreo en el Aeropuerto Internacional de Chicago,-. Ella decidió libremente, desde su posición de mujer independiente, tanto económica como emocionalmente, gestar para otra pareja, quería ayudar a que otra gente tuviera lo que ella consideraba más valioso, que era una familia». También afirman que «nosotros estamos a favor de una gestación subrogada en condiciones, donde se respeten todos los derechos de las partes implicadas. Es un proceso precioso para todas las partes».

«Lo que hay que filtrar es que alguien no haga algo que no quiere por dinero. Si en España la gestación subrogada se legisla, la mujer gestante tiene que tener una situación económica buena, si está en riesgo de exclusión social o está pasando una mala situación no puede ser gestante».

«Nosotros nos hemos endeudado y no pasa nada, estamos encantados, mucha gente no tiene la opción de endeudarse para poder hacerlo. Es muy importante que se pueda hacer aquí en España, con unas condiciones como las de Estados Unidos, donde se de una total seguridad de que las mujeres que quieren ser gestantes lo hacen por altruismo».

Go4Baby, consultora española de gestación subrogada en Ucrania.

Hablamos con Go4Baby, una de las consultoras especializadas sobre gestación subrogada en Ucrania más importante de España. Esta empresa se caracteriza por ser una de las pocas agencias españolas con servicio jurídico propio con el fin de realizar los trámites de adopción, ofreciendo un servicio integral. Además, es la única consultora española con agencia propia en Kiev (Ten Babies), por lo que disponen de varios programas totalmente exclusivos sobre dicho proceso de gestación.

David Monje, uno de los fundadores de Go4Baby y padre de dos hijos por gestación subrogada en Ucrania, el cual, se dedica al asesoramiento, coordinación y elaboración de programas, defiende que «en España se debe de legalizar la gestación subrogada pero a diferencia de Portugal, sin ningún tipo de restrincciones dado que esto obstaculiza todo el proceso de la gestación tanto para el matrimonio como para la madre gestante».

Por consiguiente, nos cuenta que los requisitos que se necesita para poder solicitar dichos servicios en Ucrania son los siguientes:

  • Ser un matrimonio heterosexual (dado que Ucrania prohíbe la gestación subrogada para parejas homosexuales) en donde el hombre debe de aportar su material genético.
  • Dentro del matrimonio, la mujer debe de demostrar su incapacidad de gestar, sea por problemas en su capacidad reproductora, por consumo de medicamentos, enfermedades, etc.

David nos comenta que dicho servicio ronda como mínimo los 50.000 euros, aunque la empresa presenta diferentes packs como el «Pack Vip»,cuyos precios son más elevados pero todos ellos engloban todas las intervenciones médicas que necesita la madre gestante, viajes y estancia en Ucrania para el matrimonio que solicita este servicio, medicamentos, entre otros.

Por otro lado, nos confirma que la madre gestante ucraniana se lleva durante todo el proceso de gestación una tercera parte, la cual, dicho porcentaje se entrega cuando la madre en cuestión da luz. Además, nos afirma que un mes antes del nacimiento del bebé, la madre gestante deberá de ir a Kiev en donde se debe de alojar en una residencia apta para mujeres gestantes. Por consiguiente, el matrimonio que ha solicitado dichos servicios tendrá la obligación de estar durante 4/6 semanas en Ucrania para revisar y validar de primera mano todo el último proceso de gestación de su futuro hijo. En caso de aborto natural, el proceso se cancelaría y se volvería a empezar todo el proceso de gestación subrogada desde el principio.

«La mujer que se presta para ser madre gestante deberá de presentar buenas condiciones físicas y debe de haber sido madre de al menos un hijo sano» manifiesta David a nuestra pregunta sobre los requisitos que debe de presentar una mujer gestante en Ucrania.

Nos afirman también que son entorno a 30 e incluso 50 parejas, las cuales, solicitan al año a Go4Baby sus servicios , no obstante, numerosas fueron las quejas que se llevaron a cabo en el año 2016 tras publicarse el caso de un bebé en coma que nació por gestación subrogada en Ucrania y que dicha empresa eran responsables. Según informó la propia agencia Go4baby en su web: «Una vez se ha producido el nacimiento del bebé, la madre subrogada pierde cualquier derecho sobre el mismo y no tiene la posibilidad de retractarse, y en consecuencia el estado del bebé es responsabilidad de los padres».

Principales críticas contra la gestación subrogada 

Por otro lado, la escritora catalana, Laura Freixas, nos habla acerca de su desacuerdo respecto al tema de la gestación subrogada. «Considero que atenta gravemente contra la dignidad humana al degradar a la madre gestante y al tratar el cuerpo de la mujer como un objeto susceptible de alquilarse» afirmaba Laura.

Como ella, son muchas las personas que siguen sintiéndose incómodas a la hora de hablar de este tema. La mayoría de la gente afirma que, en la gestación subrogada, la madre y gestora del bebé se utiliza como mercancía y por consecuencia, no es valorada. Piensan que es obligada a ser utilizada de ese modo ya que es algo que, realmente, ninguna querría ni estaría dispuesta a hacer.  En caso de que la mujer acepte es porque necesita el dinero, no porque ella quiera ayudar a una pareja de desconocidos. Por otra parte, el bebé también pasa a ser valorado como mercancía, como un juguete que se compra una familia, dejando de lado que en realidad se trata de un ser vivo más.

Laura Freixas defiende que, en España, la gestación subrogada siga estando prohibida /LauraFreixas.com

Postura en contra de la gestación subrogada/ LauraFreixas.com

Laura Freixas continuaba diciendo: «Pienso que lo del altruismo es un cuento de hadas que se cuentan los padres de intención, con la colaboración de las madres alquiladas, para encubrir el alquiler de mujeres y la compraventa de bebés, realidad que nadie quiere reconocer porque saben que es éticamente inaceptable. Y porque el que paga quiere que tranquilicen su conciencia asegurándole que lo hacen por amor, y paga también por eso».

La escritora afirma que ninguna mujer estaría dispuesta a alquilar su vientre a unos completos desconocidos y hacer frente a tantos problemas, cuidados y molestias, como es el embarazo, sin una recompensa a cambio. Además, sigue deseando que en España no legalice la gestación subrogada porque, como ella dice: «A consecuencia de su legalización sería la aparición de una subclase de mujeres de alquiler para gestar, como hay mujeres de alquiler para sexo». 

Be Sociable, Share!

One Comment

  1. Muy interesante, me encanta!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *