Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Extremadura por un tren digno

Extremadura tiene aproximadamente un millón de habitantes de los cuales 85.070, según el último registro llevado a cabo en agosto de 2017, viven en Madrid. 85.070 ciudadanos que tienen derecho a un tren digno y que están cansados de vivir una pesadilla cada vez que quieren volver a sus casas.

En los últimos años, La Odisea de Homero se ha quedado en nada al lado de los muchos altercados que han sufrido los viajeros del tren media distancia Madrid-Extremadura. ¿No tienen derecho a un buen sistema de transporte?

Los extremeños ya no reclaman el AVE hasta la capital, una obra que se inició hace 10 años y que sigue parada. Eso lo han dado por perdido. Solo piden comprar un billete de tren con la tranquilidad de que lleguen de una pieza a su casa, sin averías, versos tirados en el medio de la nada y, si me apuras, llegando a la hora establecida.

 

Ante la falta de interés por parte del gobierno, los ciudadanos de esa comunidad han iniciado un movimiento ‘Por un tren digno’, impulsado por la plataforma ‘Milana Bonita‘. La expresión recuerda al personaje de Azarías en la película Los Santos Inocentes, de Mario Camus, haciendo alusión a la marginación sufrida por un pueblo condenado a un atraso social.

“Las infraestructuras ferroviarias  no están a la altura  

de la correspondencia en el siglo XXI, y que desde el Gobierno

lo reconocemos”, Iñigo de la Serna.

Y así, encabezado por personalidades como los cantantes Kirby Navarro o Valeriano Rodríguez, el actor Santi Senso o Diego Neria, el primer transgénero que fue recibido por el papa; el pueblo extremeño se presenció en el centro de la capital. El 18 de octubre 6.500 personas se reunieron en la Plaza de España bajo el grito de “Tren digno ya” y esto fue lo que nos contaron.

 

El Gobierno español es conocedor de este problema. “Cualquiera que conozca la situación en Extremadura puede comprobar que las infraestructuras ferroviarias no están a la altura de la correspondencia en el siglo XXI, y que desde el Gobierno lo reconocemos y lo admiten porque es una cuestión obvia “, declaró ante los medios Íñigo de la Serna, ministro de Fomento. Aunque siguiendo los pasos de Adif y Renfe ha encontrado la solución fácil de sacar los balones fuera y señalar al responsable al Ejecutivo central.

Valen Rodríguez, portavoz de la plataforma ‘Milana Bonita’, nos ha contado el problema del tren de Extremadura en primera persona.

image1

Valen Rodríguez, a la izquierda /Plataforma ‘Milana Bonita’

P: ¿Por qué elegisteis el nombre de ‘Milana Bonita’ para la plataforma?

R: Lo que buscábamos cuando elegimos el nombre de ‘Milana Bonita’ para la plataforma era hacer valer la performance de la película de Los Santos Inocentes. Era la forma de hacernos eco de aquel atraso reflejado en los trenes que tenemos actualmente. Lo que queríamos era llevar la película a ese trasfondo que tiene el ir vestido como en la década de los 50 para que la gente viera una comparativa de como son los trenes de Extremadura. “Milana bonita” es el símbolo de la película.

P: Esta plataforma ha tenido mucha difusión y ha conseguido hacerse oír. ¿Cómo surge?

R: Surgió una mañana de agosto de 2017. Cinco amigos que se reúnen y deciden tirar para adelante con una historia personal. Yo mismo he sufrido muchas veces el retraso de llegada tanto a Plasencia como a Talavera. Algunas veces se avería el tren y se queda parado en medio de la nada, son momentos de angustia en el que no sabes que está pasando. Parece el tren de la bruja.

P: ¿Qué habéis hecho para llamar tanto la atención?

R: Nos disfrazamos y hacemos una especie de teatro pero no pensamos que íbamos a levantar tanto revuelo. A los medios de comunicación les ha llamado la atención la ropa que llevamos y eso era lo que queríamos: llamar la atención. Salimos desde Plasencia hasta Madrid haciendo que se uniese mas gente para luchar por la mejora del tren. Cuando surge la idea pensamos que íbamos a ser los cinco amigos y al final somos 80 personas que vamos disfrazadas. Cuando hicimos ese viaje lo avisamos con antelación y como no querían que hubiese fallos cambiaron el tren habitual por un tren que une la línea Madrid-Salamanca y ese no falló. Cuando estábamos en Madrid no éramos conscientes de lo que estábamos levantando pero hicimos bastante ruido.  Fue una manera de protestar simpática pero poniéndole la cara colorada a los que teníamos que ponérsela.

“La gente se ha cansado de esperar

o de ser complaciente”

P: ¿Qué habéis conseguido?

R: Poner un ‘problemón’ encima de la mesa de los políticos. La gente se ha cansado de esperar o de ser complaciente y creemos que el hartazgo de la gente lo hemos canalizado a través de la plataforma y hemos hecho que el problema sea visible en toda España y, por desgracia, también a nivel mundial debido a que un magnate de la comunicación también se quedó tirado en un tren de estos. En consecuencia salió con un cartel que ponía ‘Tren digno ya’. Este problema lo hemos extrapolado de Extremadura. Por otro lado tenemos mucha fuerza en las redes sociales. Transmitimos en Twitter los problemas a tiempo real y hemos conseguido tener a la gente activa. Ese ha sido uno de nuestros mayores logros. En la plataforma change.org conseguimos más de 15.000 firmas. En Facebook tenemos 12.000 seguidores y uno de los videos que publicamos llegó al medio millón de visitas.

P: ¿Cuál crees que es el motivo por el que el tren de Extremadura continúa en estas condiciones?

R: El problema de que no hayan solucionado las condiciones de este tren es que apostaron por las autovías y dejaron de lado los trenes. Se pusieron ganas en las carreteras y se olvidaron del tren porque ‘pasó de moda’. Sin embargo, el tren te proporciona la libertad de poderte levantar durante el viaje, además es más nostálgico y más cariñoso. Con el tiempo el tren vuelve a ser muy importante y no queremos quedarnos descolgados de esto.

P: ¿Qué consecuencias tienen las condiciones del tren de Extremadura?

R: En primer lugar el turismo. Si una zona no está bien comunicada no se puede acceder a ella y la gente no viene. Reivindicamos que vuelvan a abrir la Ruta de la Plata y que comuniquen Plasencia con Salamanca. El norte no está comunicado con Extremadura. Hay turismo y queremos que el tren llegue a su hora. Ya no pedimos el AVE por que es muy caro pero sí un tren para poder llegar a la hora. Una compañera coge el tren para ir a trabajar y llega siempre tarde.

Serie_121_de_Renfe_llegando_a_Roda_de_Bará

Tren Renfe / Capitalradio

El problema del tren de Extremadura lleva años existiendo, sin embargo, ha hecho falta que la gente salga a las calles a protestar por ello para que se haga realidad a ojos de los políticos. Así, Renfe aseguró en julio de 2017 que revisarían los motores de los trenes que circulan por Extremadura y sustituiría aquellos que presentasen cualquier anomalía. De esta forma, la red de ferrocarriles en España añadía que se sustituiría el cableado de los trenes y se crearía en Badajoz un puesto de asistencia técnica para las revisiones de los vehículos.

En una entrevista con el diario Hoy en noviembre de 2017, Juan Alfaro Grande, presidente de Renfe, admitía entender la protesta ‘Por un tren digno’ y señalaba la reducción en el número de incidencias en los trenes de la región occidental española en un 91 %.

Parece que los extremeños por fin han sido escuchados y las medidas que se están tomando avanzan, sin embargo, ¿es necesario salir a la calle a protestar para que un problema se haga real?.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *