Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Las mujeres en el Trap

Un nuevo camino hacia el empoderamiento

 

 

A pesar de que todas ellas defienden la particularidad de su música, existen importantes factores comunes que engloban a las féminas del Trap bajo un potente patrón de estilo. El mensaje que transmiten va más allá de sus letras, que hablan sobre la calle, la fiesta, el dinero, la ropa o los hombres. A través de una actitud creada a medida, una estética pensada al detalle y una música totalmente propia, estas mujeres (a veces con intención y otras de manera mucho más natural) hablan sobre el empoderamiento a través de la conquista de su cuerpo, que mueven y exhiben como decisión propia, y de la exposición totalmente abierta de su personalidad. De lo que quieren y lo que no quieren, de lo que buscan, de lo que merecen por derecho propio.

Es inevitable hablar de género en un panorama musical que a día de hoy sigue siendo predominantemente masculino, como publicó Variación XXI en un reportaje anterior. En el Trap, desde su llegada a España, marcaban tendencia las letras y videos machistas donde las mujeres eran tratadas y entendidas como un objeto más de la riqueza del hombre. Sin embargo, desde que estas artistas  irrumpen en este estilo urbano, el papel femenino planta cara y pasa a ser dominante, por lo que podemos encontrar mujeres que buscan su propio poder material a través del dinero, la ropa, la actitud, la libertad, y en algunos casos, los hombres a su disposición. La fuerza de esta intención nace de la naturalidad con la que la expresan y la simultánea violencia con la que pretenden demostrar que la mujer puede querer y poseer lo mismo que el hombre.

De sus vídeos podemos extraer gran parte del mensaje feminista que muchas veces aparece de forma desintencionada: grupos de mujeres que se divierten, que vacilan, que provocan, que bailan y se muestran en ambientes urbanos sin ningún miedo a ser juzgadas, con la intención de llamar la atención, pero indiferentes a que quien observa pertenezca al género masculino o femenino. Estas artistas hablan sobre su vida, sobre su realidad, sobre sus expectativas, imponiéndose como iguales al hombre. Si la música urbana es una selva, ellas son tigresas que caminan sinuosas e independientes en un hábitat que les pertenece.

Artistas más relevantes

· BAD GYAL (@akabadgyal)
Se llama Alba Farelo, es catalana, tiene 20 años y no hace demasiado tiempo estaba trabajando en una panadería, ajena a todo lo que se le vendría encima. Ahora es la reina de la música urbana en España y ya ha extendido su imperio a través de Europa, actuando en ciudades tan importantes como Praga, Londres o Zúrich. También ha coronado algunos de los festivales de música más importantes de nuestro país, como son el FIB (Festival Internacional de Benicassim) y el Sónar, en Barcelona, que han sumado más de 300.000 asistentes este año.

Saltó a la fama versionando una canción de Rihanna en abril del 2016, un vídeo que acumula ahora más de 2 millones de reproducciones en YouTube, aunque son cifras que ya se le quedan pequeñas. Su tema más conocido, Fiebre, está muy cerca de los 5 millones de reproducciones y es considerado un himno del nuevo reggaetón. Con unas letras cercanas, en las que cuenta experiencias cotidianas, ha cautivado a todo un movimiento de jóvenes que disfrutan con su música.

· MS NINA (@msninaojorgeline)
Su nombre es Jorgeline Andrea Torres, aunque en el panorama de la música urbana hispanohablante se hace llamar Ms Nina. Esta artista argentina, que reside en España, se define de manera directa en sus canciones: «soy una princesa y no una guarra». Apenas ha pasado un año desde que saltó a la fama, a finales de 2016, cuando puso voz a la canción de uno de los anuncios más populares del año.

El spot, de una app de compra-venta de ropa, se viralizó gracias a su música y se convirtió en una plataforma perfecta para darse a conocer. Si antes sus canciones apenas alcanzaban las 50.000 reproducciones, la que vendría después, Tu Sicaria alcanzaría en poco tiempo el millón. Aclamada por sus ritmos bailables y sus letras desenfadadas, sus melodías suenan ahora por todas las fiestas del país.

· NATHY PELUSO (@nathypeluso)
De 22 años y orígenes argentinos, su apuesta supone la más refrescante y diferenciada dentro del panorama. Con ritmos que se acercan más a estilos musicales como el swing o el blues que al reggaetón, sus canciones acumulan millones de reproducciones en YouTube y otras plataformas digitales. Su cuidada estética en todo lo que hace la convierte en una artista única en nuestro panorama y le aporta un gran atractivo. Como ella misma dice, su música es «la pimienta que le falta a la escena española del hip hop».

 

Formas de difusión: la producción audiovisual como prioridad

La importancia de la producción audiovisual en el Trap es cada vez mayor. Como hemos podido ver, el vídeo que acompaña a la canción, siempre colgado en YouTube y muy cuidado estéticamente, alcanza el mismo peso que el mensaje, o incluso más. Un claro ejemplo: los videoclips de las primeras canciones de Bad Gyal son simples y austeros, en relación, claro, al presupuesto del que disponía en ese momento. Pero unos meses más tarde, cuando su carrera y su nombre dentro de la escena urbana fueron ganando importancia, Bad Gyal fichó por CANADA, una productora audiovisual barcelonesa de prestigio y con gran experiencia dentro de este panorama musical (produjeron el videoclip de Mala Mujer de C. Tangana, una de las canciones españolas más famosas de este año).

Bad Gyal y su equipo son conscientes de un hecho: para llegar a una gran cantidad de público es necesaria la elaboración de un videoclip llamativo que sirva de apoyo a la canción. El crecimiento de los videoclips está siendo tal que incluso puede apreciarse un notable cariz artístico en vídeos de apenas tres o cuatro minutos, que son utilizados por la cantante para dar rienda suelta a sus inquietudes audiovisuales o para vestir prendas exclusivas de diseñadores vanguardistas.

Bad Gyal Instagram Foto

Una de las fotos del Instagram de Bad Gyal / Instagram

Las redes sociales son la plataforma a partir de la cual las traperas conectan con sus seguidores. Instagram es la más utilizada, y desde los perfiles de las artistas se informa de los proyectos venideros, como conciertos o nuevas canciones que van de salir a la luz. Instagram, además de una función más orientada hacia la publicidad, también se maneja como herramienta para mostrarse de forma más íntima de cara al público y para exponer una imagen llamativa de sí mismas, buscando de esta forma diferenciarse del resto de artistas.

Por ahora, la música urbana en España no recibe demasiada atención por parte de los grandes medios (las radios comerciales, los periódicos y revistas más importantes o la televisión), aunque sí que es verdad que poco a poco va dándose más voz a estos nuevos artistas. Es complicado obtener popularidad sin la visibilidad que otorga el hecho de aparecer en los grandes medios de comunicación, pero lo es todavía más si se es mujer y se pretende luchar contra los patrones que rigen la sociedad en la que vivimos.

Conclusiones de la mano de Rakky Ripper (@rakkyripper)

Para constatar toda la información recabada, el equipo de Variación XXI ha hablado con Rakky Ripper, una artista emergente en el panorama que vive en primera persona el movimiento del Trap femenino.

Pregunta: Cuéntanos un poco sobre ti, ¿cuándo nace Rakky Ripper?

Respuesta: Rakky Ripper como nombre nace en la época emo, de Fotolog y Myspace allá por 2007, que yo tenía 13 años. Como artista empezó con 15 a subir cosas a YouTube y a aprender a producir ritmos, y ahora hace ya 2 años que montó su propio estudio y aprendió a grabarse sola y masterizar los temas. Con ayuda de amigas que me grababan empecé a montar mis primeros videoclips. Ahora tengo 22 años, soy de Granada y recientemente me he mudado a Madrid ya que hay más oportunidades en la música.

P: ¿Cómo definirías tu música? ¿Cuáles son tus referencias?

R: Me muevo por lo que se llama ahora “música urbana” pero es algo así como una mezcla entre R&B, bases de Trap y hip hop experimental, pop y también reggaetón. Mis referencias son una mezcolanza total. Sobre todas las cosas Michael Jackson, Paramore o My Chemical Romance. Gracias a estos grupos aprendí a componer mejor. También rock y pop, hasta hace unos 6 años que empecé de nuevo con la música española. Vocalmente, artistas como Christina Aguilera, Britney Spears o Lady Gaga. Así que irónicamente, he escuchado de todo menos rap o hip hop.

P: En tus temas hablas sobre la calle, sobre ti, sobre lo que quieres y lo que te gusta (y no te gusta), pero también sobre el empoderamiento de la mujer, ¿es el feminismo un mensaje importante en tus letras?

R: Mi próximo tema de hecho es uno de los más explícitos ya que habla de maltrato, de una relación tóxica con un hombre que es prácticamente el demonio y de cómo éste cosifica a su víctima y la trata o de santa o de zorra. Yo creo que todos mis temas son bastante claros al respecto. Sin tapujos. Parece que últimamente “feminismo” es una palabra tabú y me da muchísima pena. Si oyes mis canciones y las de muchas artistas de este país no hace falta que te recordemos todos los días que somos feministas porque con lo que cantamos ya sabes que lo somos.

P: Siempre presentas tus temas con vídeos, ¿qué importancia tiene la imagen y la estética como parte de tu música?

R: No suelo subir canciones sin videoclip, principalmente porque ésta es la era de la imagen. Pocas personas se sienten atraídas por una canción sin vídeo a no ser que seas un cantante ultra famoso, y aún con éstos se nota gran diferencia entre las visitas que tiene un tema con su portada en YouTube y cuando suben un videoclip. El video hoy en día es un elemento imprescindible si quieres hacer un lanzamiento. Atrae más público, te ayuda a crecer y sobre todo, puedes expresarte a través de las imágenes por lo que estás dando un doble mensaje: la canción y lo que expresas con el video.

P: Además de YouTube, utilizas las redes sociales para promocionar y difundir tu música, ¿consideras Instagram una herramienta de trabajo?

R: La imagen es algo esencial en un artista de esta década. Tu perfil personal acaba convirtiéndose en un perfil de artista o de trabajo. Hoy día casi todas las marcas, artistas y empresas trabajan con Instagram porque es mucho más fácil ver sus seguidores y qué contenidos suben antes que ponerte a mirar su portfolio.

P: ¿Qué papel consideras que tiene la mujer en la música urbana? ¿Crees que les es más difícil ganarse un sitio por el hecho de ser mujer que a un hombre?

R: La oleada de chicas haciendo música es algo que tenía que pasar y aún somos pocas en comparación con los hombres. Las chicas que hacemos música en este país somos solo la punta del iceberg de tantísimas artistas de otros muchos campos que son totalmente ignoradas y es bueno que ejerzamos presión.Que se nos tome en cuenta igual que a un artista masculino, que los chicos también nos escuchen a nosotras y que no tengan miedo de escuchar lo que tenemos que decir y de cantar nuestras canciones. Y claro que estamos más expuestas. Siempre tienes que intentar demostrar que “lo haces mejor que ese tío” o que por lo menos “rapeas igual de bien que un tío”. C.Tangana es un artista revelación pero Shakira es “la novia de Piqué”. Para muchos seguimos siendo primero mujeres y luego todo lo demás. Nuestro oficio es secundario.

Download this infographic.

Embed Our Infographic On Your Site!

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. Fantástico artículo!!!

  2. Muy interesante ver cómo por fin las mujeres y el feminismo llegan a un estilo musical donde existen muchas canciones con mensajes machistas y aún así siguen teniendo tanto éxito..

  3. Interesante artículo sobre un tema controvertido.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *