Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Problema Capital

Las huelgas de basureros y del personal público de limpieza de la ciudad de Madrid en general, ha provocado en muchas ocasiones escenarios muy desagradables en las calles de la ciudad. Basura acumulada en contenedores, rebosando en las papeleras, esparcida por las aceras… Cosa que provocaba un clima de crispación en una población que no entendía el por qué de ser ellos los verdaderos perjudicados en este conflicto personal limpieza vs ayuntamiento. Las condiciones de trabajo (horarios, instrumentos, salarios, etc) han tenido como principal víctima a la ciudad de Madrid y sus habitantes, que han tenido que soportar el pulso entre los dos contendientes durante muchos días

"Basurero en paro haciendo huelga en Madrid" Plan V, Patricio Realpe.

Problema en cuestión

Hace unos meses, ACS y Ferrovial se hicieron con el servicio de recogida de basuras de los barrios de la periferia de la capital, que incluye tanto a los trabajadores que fueron a la huelga como al resto de empleados de este servicio. Estas empresas presentaron una oferta de 55 millones de euros, lo que supone una rebaja del 10,5% aproximadamente en la partida destinada a la empleabilidad de las contratas de basuras. 

Promesas del Ayuntamiento de ampliar el personal para mejorar las condiciones de sus trabajadores, parecían contrarrestar otras que se podían tomar a broma: <<Queremos sensibilizar a la sociedad, sobre todo a las personas jóvenes, de que la ética de la limpieza es un elemento de sostenibilidad de nuestra sociedad y es indicativa del comportamiento ético necesario para con los demás, que los demás no tengan que recoger la suciedad que yo genero>>, declaraba Manuela Carmena sobre su iniciativa de que los universitarios ayudasen con labores comunitarias para limpiar la ciudad.

"Huelga de Limpieza en Madrid" El Confidencial.

camiones parados durante la huelga de Madrid/El Confidencial

Ante ese descontento, y por aquel entonces, los representantes de los trabajadores se mostraban convencidos de que se llegaría a un acuerdo. Aun así, el descontento a día de hoy sigue, según ha podido saber Variación XXI, con testimonios de uno de los trabajadores de ACC-Ferrovial: <<seguimos igual que hace unos meses, o incluso peor. A diario se rompen entre 60 y 70 camiones de nuestra flota>>. Situaciones como el problema de la limpieza, además del exceso de vehículos que circulan por las calles de Madrid, la ciudad se ha visto envuelta en los últimos meses en problemas serios de contaminación hasta el punto de tener que reducir en varias ocasiones el tránsito de vehículos por el centro de la ciudad.

Todo comenzó en 2013

En 2013 el equipo de gobierno de la alcaldesa del Partido Popular, Ana Botella, promovió la licitación de los contratos integrales de Limpieza y Zonas verdes de Madrid, que por entonces ya estaba endeudada, y se vio la limpieza como una de las vías por la que el ayuntamiento podría ahorrar.

Esta nueva licitación consistió en Madrid en la división en seis zonas (Tetuán está en la zona 1, junto con Centro y Chamberí y el barrio de Argüelles) de Madrid, y cada una de ellas se convirtió en un lote que salió a licitación pública, con un presupuesto total de 2.316 millones de euros. Los criterios de adjudicación establecieron que el 80 por ciento de la puntuación del concurso fuese la oferta económica, por lo que la licitación se convirtió en una subasta a la baja.

Basura en Madrid después de una semana de huelga/Información.com

Madrid después de una semana de huelga/Información.com

Lo cierto es, que el Ayuntamiento de Madrid a día de hoy está atrapado por ese contrato firmado en 2013 para la limpieza de espacios y zonas verdes de Madrid por la administración de la anterior alcaldesa, Ana Botella, y cuyas condiciones se han demostrado que son insuficientes para mantener un buen nivel de limpieza en la ciudad. Finalmente, el recorte en limpieza fue de un 47 por ciento con respecto al contrato de 2010, el anterior. Los contratos quedaron firmados por 8 años: hasta 2021, y son prorrogables hasta 2023. Entraron en vigor el 1 de agosto de 2013 y sus efectos no tardaron en llegar, tanto para los madrileños como para las plantillas de las empresas de limpieza.

Con el nuevo gobierno de Ahora Madrid se consiguieron modificar ciertos puntos de los contratos y se pusieron en marcha por todos los distritos de Madrid limpiezas intensivas, que duraron varias semanas, y que consistían en la
limpieza a fondo de una zona de cada distrito cada semana. También se contrataron algo más de un centenar de trabajadores temporales de refuerzo.

La situación mejoró algo, sobre todo en los distritos del sur de la capital. Pero quedaba mucho por mejorar, y mientras tanto, el Ayuntamiento, consciente de la situación, se encontraba con la dificultad que suponía tanto rescindir los contratos como contratar personal para la limpieza, precisamente por las cláusulas recogidas en los contratos, de las que ya hemos dado cuenta.

Principales motivos

ERES, bajadas en los salarios de los trabajadores y malas condiciones laborales son algunas de los motivos por los que los trabajadores fueron a la huelga y no se descarta otra en algunos meses. Desde el Ayuntamiento, la alcaldesa Manuela Carmena mantiene que <<Han hecho todo lo posible, conseguir que a pesar de los contratos se limpie lo máximo>>. Sin embargo desde la oposición, Esperanza Aguirre defiende que la situación actual es <<un desastre>> y que Madrid, ha pasado de compararse <<con las capitales mundiales, a ser una ciudad tercermundista>>.

<<Madrid da muy mala imagen, es la capital del país y un punto importante del turismo español, no se puede permitir tanta suciedad como la que estamos viendo día a día en nuestras calles>>, comenta Aurora Blázquez, una estudiante que ve como día tras día siguen los problemas de las basuras en Madrid.

Es por ello que en las últimas fechas, parece haberse tratado con más delicadeza este tema y así, las calles de Madrid respiren un poco más tranquilas. Se siguen viendo situaciones desagradables de acumulación de residuos en parques del centro de la ciudad y por las calles, pero las huelgas han cesado y parece que el Ayuntamiento de verdad ha puesto medidas serias para tener controlado el tema en cuestión. 

Si bien es cierto, no todo es problema del servicio de limpieza o de los organismos. Los ciudadanos tenemos un papel importante en esta labor de mantener nuestra ciudad limpia. Enseguida nos encanta criticar con frases tan <<españolas>> como: <<Es que esto solamente pasa en España, el servicio público es un desastre>>, dice un ciudadano mientras tira un paquete de tabaco al suelo. En fin, ¿qué podemos esperar?, nosotros damos el primer paso. Debemos, sí, debemos, mantener nuestra ciudad limpia. Respetar a los demás, no cuesta nada dar unos pasos más hasta la papelera más cercana y no ensuciar las calles.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *