Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

«Criando Ratas» la película más vista de 2017

La película, que se ha convertido en un fenómeno viral con más de un millón doscientas mil visualizaciones, es una producción independiente que reinventa el cine quinqui. En tan solo doce semanas ha superado en audiencia a películas como «Contratiempo», «Es por tu bien» y «Lo que de Verdad importa».

«Criando Ratas»  ha inaugurado el género neoquinqui superando el millón doscientas mil visualizaciones cuando hace menos de tres meses que se publicara en YouTube. Un número de espectadores que, en relación a 2016, la situaría como la séptima película española más vista, detrás de superproducciones como «Un monstruo viene a verme», «Palmeras en la Nieve» o «Villaviciosa de al lado».

#cinequinqui #criandoratas #cineindependiente #taquilla #youtube # 2017

Reparto de la película / Criando Ratas

Dirigida por Carlos Salado, se adentra en el submundo de las bandas juveniles callejeras, el contrabando, la drogadicción, los robos y los ajustes de cuentas, reflejando la realidad social actual y heredando la obra de directores como Eloy de la Iglesia, José Antonio de la Loma, Carlos Saura o Paco Lara, que en los primeros años de la transición crearon un cine de culto que narraba una realidad social de forma sórdida y violenta, y cuyos protagonistas formaban muchas veces parte de esa realidad en su vida cotidiana.

Apostando por un modelo de distribución alternativa, Criando Ratas está disponible en Youtube de manera gratuita. En términos de su productor, Rubén Ferrández, los desafíos de las nuevas tecnologías permiten que a través de la ventana democrática y libre que es Internet, los jóvenes creadores puedan posicionarse, difundir su obra, y que sea consumida desde cualquier parte: «Asistimos a una democratización de la cultura que permite a través de espacios multisala que contenidos como Criando Ratas puedan ser vistos desde Reino Unido, México, Argentina, Estados Unidos, Perú, Colombia o Alemania».

Más del 82% de los hogares de la Unión Europea tiene conexión de banda ancha y el 80% de las personas comprendidas entre los 16 y los 74 años utilizan telefonía móvil con acceso a Internet, datos del Eurostat. Criando Ratas ha nacido como un proyecto adaptado a este entorno digital, y sin presupuesto publicitario, su canal recoge más de tres millones de visitas. «Es una pasada que una producción de bajo presupuesto, sin inversión publicitaria ni distribución comercial, pueda consumirse desde cualquier parte del mundo. Los jóvenes creadores y el cine de guerrilla ahora tienen más oportunidades de llegar a un publico masivo» cuenta a Variación XXI, Carlos Salado, director de la película.

En las redes sociales ha encontrado su mejor aliado, con más de cien mil usuarios compartiendo su contenido y más de veinte millones de minutos reproducidos en tan sólo ocho semanas desde su estreno en Internet. Según el informe La Revolución Digital publicado por el ICAA, la implicación del público va a conducir a nuevos modelos de negocio y este público activo está generando ya una economía de demanda: los espectadores quieren sentirse dueños de su tiempo de ocio y se debaten entre modelos convencionales y el contenido a la carta. Así el fin de semana del 21 y 22 de febrero, 153.898 usuarios eligieron ver Criando Ratas, solos o acompañados, creando una nueva experiencia de cómo ver cine.

La película

Alejada de un modelo convencional, «Criando Ratas» abandona la narración clásica para buscar un estilo cinematográfico hiperrealista, que presenta las cosas «tal como son». La película tiene como protagonistas a los vecinos de zonas periféricas que viven en primera persona la delincuencia.

El protagonista del filme es «El Cristo», conocido delincuente juvenil que tiene una deuda con uno de los narcotraficantes más poderosos de su barrio. Bajo un estado de desesperación y los efectos de sustancias estupefacientes, realiza todo tipo de actos delictivos para conseguir el dinero. Pero en ese camino cometerá mucho errores, lo que le creará muchos enemigos que actuarán contra él.

#cinequinqui #criandoratas #cineindependiente #taquilla #youtube # 2017

Fotograma de «El Cristo» protagonista del filme interpretado por Ramón Guerrero / Criando Ratas

Paralelamente, la película muestra las aventuras y desventuras de tres chavales que están comenzando su carrera delictiva. Juntos sufrirán las consecuencias de su estilo de vida y comprenderán cuál es el precio a pagar.

Sin apenas presupuesto y con interrupciones policiales, que a menudo cacheó al equipo, «Criando Ratas» se adentra en los barrios humildes de Alicante: Colonia RequenaMil Viviendas o Virgen del Remedio, para crear, desde el cine, un documento social y cultural que refleja una problemática real e invita a la reflexión.

Cine como terapia

Más de un centenar de vecinos de estos barrios participaron en el rodaje, que cuenta con más de ochenta localizaciones. Los actores son jóvenes de la periferia que han vivido en primera persona el narcotráfico, la droga y la cárcel. Su director, Carlos Salado, cineasta y compositor musical, licenciado en Comunicación Audiovisual, recuerda que «entre los actores  encontramos  personas con gran carisma, en los que se ha despertado el amor por el cine. Un cine que a menudo ha servido de terapia y ha abierto nuevos horizontes a los protagonistas».

El rodaje sufrió no pocos incidentes, el más destacado fue el ingreso en la cárcel en 2012 de Ramón Guerrero, actor que encarna el papel protagonista de la película. Este imprevisto obligó al equipo a reestructurar el guión e introducir nuevos personajes. En paralelo, el director aprovechó para trabajar con el protagonista y preparar los rodajes, que se realizaban coincidiendo con los permisos penitenciarios. «Su trabajo en la película –explica Carlos Salado- ha ayudado al protagonista como terapia y ha colaborado en su reinserción».

#cinequinqui #criandoratas #cineindependiente #taquilla #youtube # 2017

Fotograma de «El Pistolica». / Criando Ratas

El género Quinqui

Desde finales de los años 70 hasta mediados de los 80 se popularizó en España un género cinematográfico que tenía como protagonistas a jóvenes delincuentes nacidos en la marginalidad de los extrarradios urbanos, muchos de ellos adolescentes, apasionados de los coches y la velocidad. Mientras sus amigos trabajaban de aprendices ellos buscaron atajos como los pequeños robos y atracos, cargados de adrenalina, que los mitificaron. Personajes como el Vaquilla o el Jaro, lograron una enorme popularidad en una España gris que venía del ostracismo más absoluto de la dictadura y que empezaba a experimentar grandes cambios en ámbitos como  la política, la economía, la sociedad y la cultura.

Directores como Eloy de la Iglesia o José Antonio de la Loma, mostraron la realidad de un estrato de la sociedad que combatía su marginación y un futuro sin horizontes con la la droga y la delincuencia, en una década pactista que ellos sentían les había dado la espalda.

Cine Neoquinqui

Según el Dr. Javier Entrambasaguas Monsell de la Universidad de Maryland, Baltimore Country en EEUU, Criando Ratas inaugura una revisión del género quinqui y lo pone al día. Así lo explicita en Fuera de la Ley, libro publicado por Editorial Comares, en el que un grupo de profesores de diferentes universidades estadounidenses razonan, analizan e investigan el fenómeno quinqui en la Transición española. Mientras el cine quinqui de la transición tenía una clara connotación crítica contra el sistema, Criando Ratas, en palabras de su director, «no juzga ni pretende dar lecciones de moral a nadie. Su principal objetivo es ser un reflejo fiel de la realidad del mundo de la calle,  dramatizarla y convertirla en una ficción cinematográfica».

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *