Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Un día para la mujer

El 8 de marzo países de todo el mundo celebraron el Día Internacional de la Mujer, una jornada que pretende visibilizar cada año la situación desigual que vive la población femenina. Este año, con la introducción del Paro Internacional de Mujeres, y la huelga de hambre que se produjo en la Puerta del Sol de Madrid durante las semanas previas, el movimiento cobra más fuerza que nunca. Millones de mujeres marcharon por las calles de las principales ciudades con diversos reclamos y un pensamiento común: el feminismo.

Mucho se habla hoy en día en los medios y en la calle del término feminismo pero no todas las personas conocen su verdadero significado. Comencemos dando una breve definición; según la Real Academia de la Lengua corresponde a un movimiento ideológico que defiende la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

A lo largo de la Historia la mujer ha perseguido estos derechos y, a través de una lucha constante de movimientos feministas que perduran hasta hoy han conseguido muchos de estos, que deberían ser naturales y no opcionales. Algunos de los cambios que consiguieron fueron el derecho al voto, igualdad ante la ley o la opción de no continuar con embarazo. Las pioneras de la lucha eran 129 neoyorquinas que, en 1908, se agruparon reivindicando unas condiciones de trabajo más justas. Murieron quemadas por el dueño de la empresa para la que trabajaban y desde entonces el 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer en la mayor parte de los países del mundo pero no de la misma forma.

La mujer no solo se ha tenido que enfrentar a estos problemas, también son sometidas al machismo que desencadena en violencia de género. Este es el tema que afecta a la sociedad a nivel mundial desde siempre. Por este motivo mujeres de la Asociación Velaluz convocaron una huelga de hambre en la Puerta del Sol que duró casi un mes.

Una huelga de hambre contra la violencia machista

Las fiestas navideñas no son fiestas alegres y divertidas para todos. A primera hora de la mañana de Año Nuevo se produjo el primer asesinato machista del año en Madrid. Se trataba de una chica de 24 años, Estefanía. La encontraron en el suelo, caída desde la cuarta planta de un inmueble en el barrio madrileño de Hortaleza. El autor del crimen había sido investigado anteriormente por indicios de maltrato a otra mujer y además, quebrantaba una orden de alejamiento que le prohibía situarse en esa zona del distrito.

Cuatro días vividos del 2017 y de nuevo un hombre mata a la segunda mujer víctima de violencia de género. Sobre el autor del crimen también pesaba una orden de alejamiento por una denuncia previa, cosa que no evitó el ensañamiento a puñaladas por parte del asesino a Matilde Teresa De Castro Hernández, quien murió horas después en el Hospital Gregorio Marañón.

A día de hoy suman 24 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas en España.

Frente a la desprotección y desamparo de las mujeres y niños supervivientes de violencia de género y/o abusos en España, la Asociación gallega Velaluz propone medidas. Tras una decena de asesinatos por violencia machista en un mes y con motivo de conseguir un compromiso por parte de los partidos políticos para actuar contra la violencia machista y reclamar protección para las víctimas, el pasado 9 de febrero varias mujeres víctimas de este tipo de violencia y miembros de esta asociación comienzan una huelga de hambre en la Puerta del Sol para reclamar un pacto de Estado.

Gloria (presidenta de la asociación), Martina, Patricia, Marian, Susana, Sara, Sonia y Celia comenzaron esta acción reivindicativa, promovida por la Asociación Velaluz, en la que se sumaron después de 23 días un grupo de estudiantes mujeres y un hombre de la que se retiraron al menos cuatro por motivos de salud. La repercusión mediática fue sorprendente, y el apoyo a las huelguistas por parte de los ciudadanos, a pesar de algún que otro percance,  resultó masivo. Para aprovechar el aliento recibido, el grupo emitió un comunicado denunciando la pasividad de los medios de comunicación ante los asuntos de violencia machista y la desprotección que las víctimas sufren por parte del Estado, debido a «una ley que deja libre al agresor».

La portavoz atribuye el aumento de crímenes machistas en lo que va de 2017 al alto nivel de sobreseimientos y el bajo número de condenas que hubo el año pasado sobre el total de denuncias por violencia de Género. «Queremos tener presencia en la subcomisión del Congreso y en cualquier negociación de las medidas dirigidas a las mujeres que han de sufrido de violencia de género», ha subrayado Vázquez. «Podemos representarnos y sabemos lo que estamos diciendo», señaló para defender que las víctimas de violencia machista tengan voz en la subcomisión del Congreso y así articular un pacto de Estado contra la violencia machista. «No tiene sentido un foro sin los afectados».

A primera hora de la noche del 7 de Marzo comunicó la portavoz Gloria Vázquez en una abarrotada Puerta del Sol que la lucha comenzada el 9 de febrero llegaba a su fin para iniciar  «otra forma de lucha» con diferentes actos reivindicativos, pues los partidos políticos se habían comprometido e interesado con las 25 medidas propuestas.

Entre ellas, se les garantizó presencia en la subcomisión y la creación de un grupo de trabajo «durante un año».

huelga de hambre, puerta del sol, madrid, violencia de género, día internacional de la mujer

Huelga de hambre en Sol (Madrid) / Variación XXI

El símbolo de la paz dibujado en el suelo con zapatos rojos, velas, máscaras blancas con la boca tapada y carteles con lemas como «Con el maltrato no hay trato», «Ni una menos», «A la sociedad le indigna más una mujer libre que una mujer asesinada», «Más abrazos y menos tortazos», «El maltrato familiarizado despreciable y criminal» o «Vive sin miedo». Son algunos de los mensajes que se vienen transmitiendo años atrás desde los sectores feministas, pero que en estos días y gracias a las huelguistas especialmente, han cobrado un mayor sentido para calar más profundamente en la población.

26 días de hambre, de asambleas, de pleitos con la policía y con algún que otro ciudadano contrario a la lucha. 26 días de firmas, de llantos, de concentraciones, de mensajes de apoyo, de frío, de agradecimientos, de bebidas azucaradas, de abrazos… 26 días que terminan a escasas horas del Día Internacional de la Mujer bajo el grito de «¡Que viva la lucha de las mujeres!». 26 días que dan comienzo a un nuevo tipo de lucha.

La gran novedad: El Paro Internacional de Mujeres

En pleno siglo XXI cuesta creer que todavía existan regímenes conservadores que opriman a la mujer y busquen el retroceso de los derechos alcanzados por esta y otras minorías sociales, pero en países como Polonia o Argentina esta es una realidad a la que millones de personas se enfrentan en su día a día. «Ambos países cuentan con amplia población católica y fuerte intervención de la Iglesia en el Estado» cuenta a Variación XXI Lucía Sangiorgio, del equipo de Comunicación del Paro Internacional de Mujeres de Buenos Aires. La situación en las dos naciones era insostenible, lo que llevó a estos países a unirse y establecer oficialmente el Paro Internacional de la Mujer (PIM), movimiento que buscará la igualdad de género basándose en la solidaridad, por el que las trabajadoras femeninas cesaron su actividad laboral de las 12 a las 12:30 horas como símbolo de resistencia al machismo.

Desde el PIM son conscientes del poder que puede llegar a ejercer la unión de todas las mujeres contra aquello que las reprime. Lo reflejan en su manifiesto: «Nosotras las mujeres del mundo anunciamos que si no se toman medidas inmediatas para detener esta violencia vamos a hacer un paro. Somos solidarias y estamos unidas para defender nuestros Derechos Humanos. Constituimos de la mitad de la población y sabemos que el poder está en nuestras manos. No se olviden de que de nuestra decisión depende la continuidad de la vida en la tierra».

La manifestación: las mujeres salen a las calles

Pero el plato fuerte de la jornada llegó con las multitudinarias manifestaciones de la tarde. Miles de personas salieron a las calles a reivindicar la igualdad por todo el mundo. En el caso de Madrid, la manifestación fue convocada por la Asamblea Feminista de Madrid  y se reunieron un total de 500.000 personas, según han confirmado varios medios. La manifestación comenzó a las 19 horas en Cibeles y acabó en Plaza de España rozando la media noche. En la pancarta que encabeza la manifestación se podía leer: «Juntas fuertes y  feministas siempre, Paro Internacional contra el heteropatriarcado». La música, los gritos y silbidos aleatorios acompañaron durante todo el recorrido.

manifestación, día internacional de la mujer, madrid, cibeles,

Manifestación del Día Internacional de la Mujer en Madrid / Variación XXI

Otras ciudades importantes de España como Santiago de Compostela, Bilbao, Granada, Burgos, Alicante, Valencia y Barcelona también se manifestaron con la misma causa siendo las más importantes, teniendo en cuenta la participación, esta última y la capital. «No somos invisibles ni queremos serlo. Debemos salir a la calle y reivindicar nuestro papel en el mundo», reclamaba Laura Martínez, una funcionaria de 33 años, durante el acto reivindicativo en Madrid.
La participación no ha sido solo física, ya que miles de personas inundaron las redes sociales durante todo el día con mensajes de apoyo a las familias de las mujeres asesinadas a manos de sus parejas e imágenes reivindicativas. Los hashtags que más se han utilizado han sido: #YoParo, #nosotrasparamos, # 8MParo, #mujeresenhuelga, #NiUnaMenos, y #Vivasnosqueremos.

Importantes personajes políticos internacionales se sumaron dando su opinión a través de estas como Putin o Donald Trump. El presidente de EEUU dijo que respetaba a las mujeres, pero ya conocemos esa faceta sarcástica suya, por lo que muchos se volcaron contra Trump ya que, al ser un personaje público importante, todo lo que dice resulta polémico.

Donald Trump. día internacional de la mujer, Twitter,

“En el Día de la Mujer, únete a honrar el papel crítico de la mujer en América y alrededor del mundo” – Donald Trump

Esta manifestación no se dio solamente en nuestro país, ya que el Día de la Mujer es conocido en todo el mundo, pero hay que destacar que no todos lo celebran de la misma manera. En Rusia, por ejemplo, el 8 de marzo es un día dedicado al amor, no a la mujer. Otros países donde hubo manifestaciones fueron Polonia, Turquía, EEUU y Argentina. No en todos los países se vive el machismo de la misma manera, ya que hay países más conservadores que otros, pero todos ellos tienen en común la búsqueda de la igualdad.

La gente en la calle luchó por la igualdad total entre las personas de diferente sexo en la misma sociedad, por el cese de la violencia de género que tanto daño hace a miles de mujeres en nuestro país y en el resto del mundo cada año, y por la exigencia de unos derechos que deberíamos tener todas por el mero hecho de ser mujeres. Uno de estos derechos es poder decidir libremente la maternidad, no todas las madres están preparadas para serlo o simplemente no están en el momento más apropiado para continuar con ese embarazo. Los manifestantes pedían que el derecho a parir sea precisamente un derecho y no una obligación. Otro aspecto que se suele olvidar es la brecha salarial que hay entre hombres y mujeres a la hora de desempeñar el mismo trabajo. Todas estas cosas parecen impropias del siglo en el que estamos pero es una realidad que vivimos de forma cotidiana y lo vemos incluso normal. La gente se sumó a  la lucha de la calle para reclamar esto y siempre con el recuerdo de aquellas trabajadoras que murieron por defender lo que les correspondía en el año 1908.

La violencia de género es un tema preocupante para la sociedad. Este ha sido el inicio de año más violento en cuanto a asesinatos machistas de los últimos 10 años, con 16 mujeres asesinadas y una más en investigación. Aún así, hay personas que acuden al argumento de las «denuncias falsas» para decir que no son tantas muertas. Últimamente en las aulas de los colegios se aprecia una cierta actitud machista bastante preocupante. Ellos se creen con el derecho de hacer lo que quieran con las chicas de su clase porque las ven inferiores. La culpa de esto la podemos achacar a la televisión y a internet pero también a la vida familiar. Padres y profesores deberían corregir ciertos comportamientos negativos para que no vayan a peor cuando el niño crezca. Es necesario educar también a las niñas. No sólo por serlo debemos jugar con muñecas o vestir de una forma especial. Con un cambio en las bases de la educación se lograría un importante cambio en la sociedad del futuro.
«Machismo en las aulas: Un colegio enseña ganchillo para niñas y organiza visitas al Bernabéu para niños».

Con respecto a las marchas, cabe destacar que de todas esas miles de personas que se manifestaron en varios países sólo un bajo porcentaje corresponde a hombres. Por un lado es bueno que las mujeres luchen por lo que les corresponde y, si algún día llega un cambio, serán las propias mujeres quienes las propicien. A pesar de esto los hombres deberían mostrar interés por este tema. Los cambios llegarán cuando todos quieran y la base de un futuro diferente es la educación que se les da a los niños ahora. Los hijos deben ver que sus dos padres cocinan, limpian, trabajan y se manifiestan por la igualdad de derechos. Este es el único modo.

Sólo cuando la mentalidad sea distinta y palabras como «sexo débil» se borren de nuestra sociedad, las cosas comenzarán a cambiar. Poco a poco, las opiniones se van transformando. La forma de pensar de las mujeres está mutando y comienzan a ser conscientes de la importancia de este día y los objetivos de la lucha. Cada vez son más las que se autoproclaman feministas entre las diferentes generaciones.

El machismo es un tema de gravedad que debe ser arreglado con la ayuda del Estado. Los padres deben educar a sus hijos en la igualdad. Si fuera posible ambos padres deberían trabajar y realizar las tareas del hogar, no hay uno más indicado para realizar una acción que otro. La mujer no es posesión de su pareja ni un objeto susceptible de ser «halagado» por otros.

No solo educan los padres. En las aulas, donde los niños pasan tanto tiempo y aprenden a relacionarse, los profesores deben impartir este tipo de conciencia y acabar con abusos que pueden ver entre sexos.

El cambio que se necesita llegará por parte de toda la sociedad. La mujer es la que debe dar el golpe definitivo pero el hombre debe no solo estar informado, sino también ayudar para que esto sea posible. Apoyar la causa y defenderla.

Por este motivo es importante que exista el Día Internacional de la Mujer ya que cada año nos recuerda que la lucha es permanente. También resulta una forma de rememorar a aquellas primeras mujeres que pidieron lo que les correspondía perdiendo la vida en ello, y a todas las luchadoras que han hecho posible los derechos que a día de hoy nos pertenecen.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *