Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

España debe aprender de California en materia de protección animal

California aprobó, a mediados de septiembre, una ley avanzada en materia de protección animal que prohibía de manera taxativa la cría masiva de animales domésticos – perros y gatos -, con el fin de estimular la adopción en lugar de la compra de mascotas procedentes de los refugios.

La plataforma Change.org ha pedido una iniciativa similar a la que se aprobó en el estado nortamericano para España, un país proclive al abandono de los animales y a la compra venta, en lugar de la adopción de mascotas. A diferencia de los Estados Unidos, España no tiene las leyes sobre protección animal tan avanzadas, y los partidos políticos no han llegado a ningún acuerdo legislativo sobre esta materia.

En los últimos años, ha crecido el número de adopciones, contrarrestando el número de abandonos, que ha bajado de una media de más de 150.000 en el año 2008 a 139.000 el pasado año. Fruto de ello es una mayor concienciación sobre la importancia de adoptar en las personas. Algunas de ellas, como hemos podido comprobar, consideran que de poco sirven las campañas de adopción ya que lo único importante es la responsabilidad que asume la persona que adopta a los animales de compañía.

Un ser vivo en venta

¿Sabías que el 89% de los animales, que residen en protectoras, proceden de la calle, donde han sido encontrados en condiciones deplorables? Según las estadísticas de Abandono y Adopción (fundación Affinity) este último año, en España, se han recogido más de 130.000 perros y gatos abandonados. Pero sólo un 19% de los animales encontrados, son de raza.

Animales identificados

Porcentaje de animales identificados / Affinity

Algunas industrias perciben a las mascotas como una máquina de hacer dinero, incluso antes de nacer: es el caso de Roberto Villaplana, un particular que se dedica al cruce y la cría de Yorkshires en Madrid. Villaplana describe las pautas con un talante orgulloso, como si se tratara de la meticulosa fabricación de un suntuoso producto, <<lo ideal es que el macho tenga un peso levemente inferior al de la hembra, para que no salgan cachorros muy grandes. Uno normal, suele vivir entre unos 13 o 14 años>>. Esta descripción de un proceso casi mecanizado, nos hace olvidar –por un momento- la sustancial premisa de que estamos conversando sobre seres vivos. <<Es un perro elegante, por eso pagan dinero por él, mucha gente lo compra>>, son las palabras con las que el criador, parece justificar las lagunas éticas de su negocio, frente a las preguntas que le realiza Variación XXI.

En el polo opuesto, nos encontramos con <<Sociedad Protectora de Animales y Plantas De Madrid>>, una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es optimizar la calidad de vida de los animales abandonados. Pronto, nos trasladan su opinión e incomprensión hacia aquellas personas que se decantan por comprar, en vez de adoptar, alimentando “un negocio cruel que muchas veces incurre en el maltrato”. Llegados a este punto, se abre el debate que suscita dudas sobre ¿por qué la gente compra? La principal razón es la raza: pueden sentirse más identificados con una mascota de  determinado aspecto y características. Por regla general, los compradores planifican más la elección del animal. Sin embargo, como hemos podido comprobar la gente es cada vez más consciente del problema del abandono animal, y es más proclive a adoptar.

España, un país que  no emprende en materia de protección animal

El marco legal, en nuestro país, deja mucho que desear para algunos. Las leyes que versan sobre los derechos de animales entran en la competencia de las comunidades autónomas, con una legislación muy heterogénea que garantiza cierta protección en unas comunidades mientras que en otras no. El único aspecto regulado a nivel estatal, concierne al maltrato de animales domésticos (art. 337 del Código Penal)  y no alude a la compra-venta de los mismos, aunque –tras la última reforma- el abandono pasa a ser tipificado como delito.

En España, las leyes que protegen los derechos y dan un bienestar a los animales depende de la comunidad autónoma a la que se pertenezca, y en total existen 17 leyes. A pesar de esto, las leyes que se aplican son escasas y están compuestas de vacíos legales o modificaciones, siempre en beneficio del dueño y no de la propia mascota.

En el caso del abandono de animales, el código penal recoge en el artículo 337 bis que solo se someterá a castigo a aquellos que abandonen a sus mascotas en condiciones donde pueda peligrar su vida. El castigo será de una multa de uno a seis meses. y otro castigo de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que esté relacionado con animales o para la tenencia de animales. Un castigo que a grandes rasgos es insignificante y que al final deja al maltratador poder volver a poseer un nuevo animal.

Abandono según la comunidad autónoma

Las cifras de abandono varían según la comunidad autónoma / Almudena Seguros Blog

En nuestro país, las comunidades con un índice más alto de abandono son Andalucía y Cataluña, donde se registra más de 15 mil mascotas abandonadas en cada una. En estas dos comunidades las leyes de regulación contra el abandono de animales doméstico no es nada esclarecedor. En Andalucía, se considera animal abandonado <<aquel que no lleve alguna acreditación que lo identifique ni vaya acompañado de una persona>>, ésta se califica como una infracción muy grave y es sancionado con multas de entre 2.001 a 30.000 euros. En Cataluña, por su parte, la regulación de esta ley es más insuficiente, ya que no se especifica qué tipo de infracción es considerado si es leve, grave o muy grave el abandono ni de cuánto es la cuantía.

<< Los amigos se adoptan, no se compran>>

Por otro lado, Variación XXI se ha puesto en contacto con Animal Rescue, una de las asociaciones que lucha contra el abandono de animales domésticos de raza, para saber en qué consiste la labor de la asociación y cómo se trata el proceso de adopción. Pilar Delgado y Carolina, representante y voluntaria respectivamente, que trabajan para dicha asociación, sostienen que en Navidad o Semana Santa son épocas del año que la gente aprovecha para comprar animales <<por mero capricho>>. Para llevar a cabo el proceso de adopción, sostiene Carolina que se tienen en cuenta aspectos importantes de la familia adoptante, y que se hace una visita previa para conocer a las personas que van a adoptar animales con el fin de evitar segundos abandonos.

<<En Animal Rescue tenemos que asegurarnos de que un perro no puede ser abandonado por segunda vez>>

 

Ciudades como Los Ángeles o Chicago, han prohibido la venta de animales en tienda. Sin embargo, en otros países, cada vez es más frecuente utilizar a los animales como reclamo, exhibiéndolos en escaparate, la mayoría de veces, encerrados en un espacio reducido que les puede ocasionar malestar y enfermedades.

Venta de animales

La venta de animales es un negocio cruel / Igualdad Animal

Partiendo de este punto, hay quienes interpretan la compra-venta de animales como un acto completamente inadmisible. Una de las vertientes señala que obrando de esta manera se beneficia a las tiendas o particulares, y por consiguiente, se perpetúa el maltrato animal, puesto que se fomentan aspectos como:

  • Sacrificio de animales con defectos físicos que impiden su venta
  • Separación prematura de madres e hijos
  • Crianza masiva de perros que terminan abandonados
  • Explotación de madres en centros de cría

Por otro lado, se incide en hacer ver que se trata de seres vivos que sienten y padecen, a los que cosificamos en el momento que pagamos por ellos, desamparando sus derechos más básicos.

 

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *