Pages Navigation Menu

periodismo de calidad en internet

Esto es una entrevista

La evolución de uno de los géneros periodísticos más controvertidos de la historia, la entrevista.

-Háblame sobre eso. Sobre por qué decidiste hacerlo.

-Bueno, hace diez u once años era una cantante de éxito mediocre. Una alcohólica y una drogadicta. Cuando estuve sobria, decidí que nunca más volvería a ser artista ya que ser famosa me estaba desequilibrando de alguna forma.

-Sí, pero debe ser complicado mirar a alguien a los ojos cuando estás hablando.

Tomar un café, dibujar en un lienzo, escribir una carta. La comunicación tiene mil maneras de darse a conocer y relacionar todo lo que rodea al la vida. El fragmento anterior bien podría ser un diálogo desarrollado en cualquier contexto, como una simple cafetería o un estudio de televisión. Sin embargo, forma parte de una entrevista grabada en un coche. Increíble, ¿verdad?

Así pone a prueba al periodismo James Corden, quien circula por las carreteras estadounidenses entrevistando a diferentes figuras famosas. Y no es el único. En España, Susana Griso supo cómo meterse en la casa de rostros distinguidos y entrevistarlos creando una verdadera conversación.Estos son solo dos ejemplos de lo maleable que es el periodismo, de lo emocionantes que es experimentar con él y de cómo la comunicación y el entretenimiento han sabido evolucionar de la mano de la profesión periodística.

Desde sus inicios, el periodismo ha servido como herramienta para documentar los acontecimientos más importantes de historia de la humanidad convirtiéndose en un valioso compendio de historias. No obstante, como en todas las disciplinas del universo, el periodismo posee una propia que se divide en cuatro etapas fundamentales.

La entrevista como género periodístico pertenece a la segunda etapa del periodismo que fundamenta el relato de los hechos e impone la información frente a la opinión. Fue a partir de 1870 cuando el periodismo ideológico, al servicio de las élites políticas, evolucionó hacia un modelo periodístico más informativo, resultado de la fragilidad de las comunicaciones en tiempos de guerras. De este cambio surgirán la noticia, la entrevista, el reportaje y la crónica como los géneros puramente informativos. Suponían una transformación en la redacción de los textos periodísticos atrayendo la consolidación de la llamada “Edad de Oro de la Prensa”, en la que «Los hechos son sagrados, las opiniones son libres».

El nuevo estilo periodístico, basado en el relato de los hechos, dibuja la entrevista como un género periodístico con entidad propia, con una estructura, unas reglas y unas características únicas de este género.

La característica principal de la entrevista es que se presenta siempre en forma de conversación, de diálogo, entre el entrevistador y el entrevistado. El protagonista siempre debe ser el entrevistado, no al contrario, y el entrevistador es quien debe hacer los deberes. Antes del encuentro, el periodista tiene que estudiar en profundidad al personaje que va a entrevistar: debe conocer su mundo y su trabajo. El resultado de la entrevista dependerá del trabajo previo del periodista: en una conversación que debe mostrarse espontánea, no se puede llevar todo preparado, pero cuanto más se conozca al personaje, mayor calidad presentarán la conversación y la entrevista.

La idea de reproducir una conversación no es nada nuevo; por ello es difícil establecer con exactitud cuál fue la primera entrevista de la historia. Sin embargo, la entrevista surge como género periodístico de gran interés social en un momento muy significativo en la historia del periodismo, con la aparición de la prensa de masas. Rápidamente, los lectores mostraron interés por este género y por las posibilidades que ofrecía.

Las primeras entrevistas fueron publicadas en el último tercio del siglo XIX. Incluyen las conversaciones mantenidas entre periodistas y grandes personajes de la historia política, científica y literaria. Theodore Roosevelt, Karl Marx, Bismarck, León Tolstoi, Mark Twain, Rudyard Kipling, Émile Zola y Oscar Wilde son algunos de los personajes que forman parte de la historia de la entrevista periodística.

 

Antecedentes de la entrevista

La importancia del lenguaje hablado en la evolución de la Humanidad se nos presenta como algo incalculable. La búsqueda de la verdad ocupa, desde la Antigua Grecia, incontables mentes de sabios y sabias que desearon y desean llevar los conocimientos adquiridos sobre el funcionamiento del mundo y de la conciencia, a la realidad.

Conviene constatar que el antecedente esencial de la entrevista es la conversación en estado puro, cuyo referente fue Sócrates -paradigma de filósofos-, con la mayéutica. Ante un problema o dilema entre dos interlocutores, la conversación se orquestaba a través del cuestionamiento agresivo del uno frente a la defensa discursiva del otro. Sucesivamente y, a través de las preguntas correctas, el primer interlocutor recrea las imágenes deseadas en la mente del segundo, provocándole la necesidad de actualizar su definición y depurarla, acercándola sin saberlo a la realidad hasta tornarse capaz de comprenderla.

Pero la dificultad lógica era alta y en muchas ocasiones los razonamientos no permitían su aplicación en la práctica. Platón, alumno predilecto de Sócrates y fundador de la Academia, se propuso el perfeccionamiento de la lógica socrática. Lo consiguió introduciendo en el diálogo un juego de argumentación y cotraargumentación con el fin de llegar a la síntesis que es la idea primera, dando vida a la dialéctica.

Esta forma de comunicación representa el arte de debatir gracias a -y a pesar de- las diferencias entre los dos o más interlocutores. Un diálogo simétrico de preguntas y respuestas reduce la disparidad a la comprensión unitaria de la realidad.

De la entrevista objetiva, propia de la segunda etapa del periodismo, surge la entrevista de perfil, que se centra en explicar el contexto del artista y de su obra. A su vez, los contenidos destinados al entretenimiento empiezan a coger fuerza en los medios de comunicación, cambiando los personajes protagonistas de las entrevistas de políticos y científicos a figuras relacionadas con el arte y el mundo del espectáculo.

En la tercera etapa del periodismo, predominan las entrevistas al género masculino, mientras la figura de la mujer queda relegada a un segundo plano. Por ejemplo, en el programa de televisión “A fondo” que emitió TVE entre 1976 y 1981, solo dos entrevistas fueron realizadas a mujeres: Victoria Kent y María Casares.

Durante esta etapa, el contenido de las entrevistas en el modelo audiovisual están enfocadas a retratar no solo el contexto del entrevistado, sino también su forma de ver e interpretar su propia vida. Son repetidas las preguntas sobre pequeños detalles de su vida más íntima. La familia, las condiciones de vida en la infancia, etc., son de gran interés y destacan por encima de la obra del autor.

En la prensa escrita, las entrevistas son contadas como una historieta. Aunque se incluyen diálogos o respuestas se sigue buscando la contextualización tanto del ambiente que se percibe en el lugar de la entrevista como de la forma de hablar del entrevistado. En una entrevista realizada a Lola Flores y Manolo Caracol, por el Diario de Madrid en 1945, el periodista escribe las respuestas de estos personajes en bruto. Es decir, se acortan las palabras y se acentúan imitando la forma de hablar de estos artistas, como ‘eso disen; ‘muchas grasias’; ‘usté’; ‘delgá’.

 

La revolución de la entrevista

La llegada de la tecnología revolucionó la forma de hacer periodismo, instalándose en los manuales de estilo, pero también en la práctica. Las entrevistas periodísticas han sufrido un cambio importante en la forma de realizarse. Los medios digitales están cada vez más enfocados a la era de Internet y dependen cada vez menos de los medios tradicionales.

La forma de leer las entrevistas ha cambiado, mejorando la calidad del producto periodístico y obteniendo mejores resultados al permitir, entre otras cosas, ampliar la información con un solo click. Los smartphones, las cámaras deportivas, los micrófonos inalámbricos, la comunicación a distancia y la autonomía que supone la aplicación de la tecnología al periodismo implica una revolución en la forma de recibir la actualidad, sintetizarla y hacerla pública.

Entrevista The Illustrated Interview (NYT) a Grimes.

Entrevista The Illustrated Interview (NYT) a Grimes.

El periódico New York Times, como muchos otros han llevado a cabo esta inmersión en el mundo digital aportando nuevas fórmulas en el género periodístico de las entrevistas. The Illustrated Interview es un ejemplo de sinergia entre aspectos periodísticos y el aporte tecnológico más novedoso: brinda la posibilidad de conocer al personaje mediante un experimento en el que el entrevistado responde a las preguntas mediante dibujos y un simple montaje de vídeo hace el resto. Nuevas ideas para un mundo nuevo, tecnológico y de nuevas percepciones y sensibilidades.

Be Sociable, Share!

One Comment

  1. Me ha parecido una entrevista muy seria y buena

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *